Regresa el “Perro Malo”

Con solo una pelea en un año y dos meses, el boxeador mexicano se parará por primera ocasión en el MGM para enfrentar a Saúl Álvarez, con la actitud que mostró en el pasado.


Alfredo Angulo, en sus entrenamientos
Alfredo Angulo, en sus entrenamientos (CORTESÍA SHOWTIME)

Las Vegas, Nevada

Después de una racha que califica como poco favorable, una nueva oportunidad le llega a Alfredo Angulo, quien asegura encontrarse preparado para regresar, pero esta vez en plan estelar.

A pesar de tener solo una pelea desde enero de 2013 hasta la fecha, una derrota frente a Erislandy Lara en junio en California, este fin de semana, en el MGM Grand Arena de Las Vegas, el Perro encarará al ex campeón tapatío Saúl Álvarez en un duelo a 12 asaltos para el que asegura que tiene una sorpresa:

“Creo que la gente se dará cuenta de qué es lo que significa estar en este punto, estar de vuelta con una oportunidad como ésta. Como digo: que el Perro malo haya regresado, no es bueno para ningún oponente”, dijo a La Afición Angulo, quien buscará dejar en el pasado la derrota ante Lara por nocaut técnico en 10 rounds.

¿Qué tan diferente es Saúl Álvarez de Erislandy Lara en cuanto a su técnica y estilo?

Erislandy es un peleador de escuela cubana, complicado, movido, más alto; el Canelo es totalmente opuesto a él, creo que será una pelea muy, muy diferente.

¿Qué opinas del “Canelo” Álvarez como rival arriba del ring?

Es un buen peleador, que en los últimos dos años ha aprendido bastante y espero que haya hecho una buena preparación, pues una de mis metas el sábado es regalar un gran espectáculo a los asistentes, justo como los mexicanos estamos acostumbrados a pelear. El ser mexicanos y subir al ring es una gran responsabilidad, pues siempre damos buen show arriba.

¿Cómo esperas la pelea ante Saúl Álvarez el sábado?

No sé, la verdad. No sé qué esperar de él. Me tocó ver una entrevista en la que él dijo que saldría a hacer lo necesario, desde ahí está diciendo que no saldrá a pararse. Y no creo que se ponga con Sansón a las patadas, ¿cómo puede pasar que un Perro corretee a un Canelo toda la noche? No sé si le va a hacer honor a cómo le pusieron a la pelea (Mano a Mano) o va a salir a boxear, pero para cualquier cosa que tenga preparada estamos listos, pues hicimos un gran campamento; estamos preparados ya sea para boxear o para intercambiar golpes.

¿Qué tanto influye que en tus manos esté la posibilidad de que el “Canelo” sufra su segunda derrota?

(Risas) No quiero pensar en eso, simplemente pienso que es una pelea más, nunca me enfoco en nombres o en trayectorias de ningún rival y no tengo por qué cambiar eso.

En este momento, las apuestas favorecen al Canelo con un 7-1 sobre ti, ¿eso quita presión o la aumenta?

No tengo ni la más remota idea de las apuestas, nunca he apostado, ni sé cómo funcionan. Es más, ni les entiendo a eso de quién es favorito y quién no. Eso no me importa, la verdad, porque a final de cuentas los que se suben al ring somos solamente Canelo y yo.

El camino a este punto no ha sido fácil para ti. Primero la derrota ante James Kirkland, luego ocho meses en un centro migratorio y después vino la derrota ante Erislandy Lara, ¿la del sábado es la oportunidad perfecta para dejar todo eso en el pasado?

Así es, todo lo que pasó fue y es parte fundamental en mi vida y mi carrera. Creo que es lo que me mantiene con los pies en la tierra y siendo la misma persona. Todo lo que pasó me engalla para seguir hacia adelante y cumplir los sueños que tuve desde que llegué a este deporte.

A dos días del pesaje, ¿qué tal vas?, ¿qué tan lejos estás de las 154 libras en la que está pactada la pelea?

Estoy bien, nunca he batallado, la verdad. No se me ve la cara de preocupación, no ando ni abrigado. Estoy como si nada, soy un 154 natural, así que por eso no hay que preocuparse.

Esta será tu tercera pelea al lado de Virgil Hunter, ¿qué tan buena mancuerna han logrado?

Es un entrenador muy bueno que tiene muchísima experiencia y planea muy bien la estrategia de las peleas.

Será tu debut en el MGM, lugar considerado La Meca del boxeo, ¿cuál es el sentimiento?

Sinceramente, estoy contento. Es la sede del boxeo actualmente, es una oportunidad muy grande y espero aprovecharla al 100 por ciento.