Posible ajuste de cuentas tras ataque a un pesaje de boxeo en Irlanda

La policía irlandesa buscaba el lunes a los hombres que entraron disfrazados de agentes en un pesaje de boxeo y asesinaron a un hombre

El edificio en el que durante un pesaje hubo un tiroteó
El edificio en el que durante un pesaje hubo un tiroteó (AP )

DUBLÍN, Irlanda

La policía irlandesa buscaba el lunes a los hombres que entraron disfrazados de agentes en un pesaje de boxeo y asesinaron a un hombre e hirieron a dos, en lo que se sospecha que fue un ajuste de cuentas.

En Dublín se desplegaron controles de carretera, además de patrullas armadas por temor a represalias por el ataque en un hotel de Dublín, explicó Jack Nolan, subcomisario de la policía irlandesa.

"Creemos que hubo al menos seis personas implicadas en los hechos. Tres llevaban uniformes (de policía), cascos y armas automáticas. Una persona, un hombre disfrazado de mujer, también estaba presente", explicó Nolan en conferencia de prensa.

Los diarios irlandeses publicaron fotos de los asaltantes encapuchados y armados con fusiles de asalto AK-47.

La policía, por su parte, difundió en las redes sociales una foto del vehículo que utilizaron.

La policía llegó el viernes al hotel Regency, en el norte de Dublín, donde encontró a tres heridos, de entre 20 a 30 años.

"Uno de los hombres fue luego declarado muerto", añadió la policía.

El hombre asesinado, que asistía al pesaje de boxeo, fue identificado como David Byrne, de 30 años. Según el diario The Guardian, Byrne era un conocido sicario del gángster irlandés Gerry Hutch, instalado en el sur de España.

De hecho, la policía sospecha que su muerte se enmarca en una pugna entre organizaciones criminales que estalló con el asesinato del sobrino de Hutch en España, en 2015.