Paul Williams va por su revancha

Un accidente en motocicleta le arrebató al ex campeón de boxeo Paul Williams lo que había construido a los 31 años; ahora regresa al deporte, pero como entrenador  

Paul Williams
Paul Williams (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Paul Williams era en 2010 uno de los boxeadores más temidos, aquel que se había encargado de terminar con las esperanzas de varios campeones mundiales, hasta que la mañana del domingo 27 de mayo de 2012, en el camino a la boda de su hermano, un accidente de motocicleta partió su columna vertebral y lo dejó confinado a una silla de ruedas.

A pesar de los desalentadores pronósticos de los médicos, el boxeador de 31 años se negó a creer que no volvería a caminar.

Era imposible pensarlo, él era dos veces campeón del mundo y su carrera estaba en lo más alto, decía que se levantaría, su columna se repararía de los "moretones" y volvería a pelear, pero han pasado cuatro años y su estado físico sigue igual, su 1.87 metros sigue atado a una silla.

"Fui envidioso al principio, no quería lidiar con lo que representaba el boxeo, solo volver a pelear", reconoció el ex campeón, quien venció a figuras como Winky Wright, Kermit Cintron, Erislandy Lara, Sergio Martínez y Antonio Margarito. 

El tiempo y su ex entrenador George Peterson lo hicieron cambiar de opinión; la idea de regresar al deporte, pero como preparador comenzó a sonar mejor con el paso de los años.

“Siempre me he sentido bien, lo que pasó ya quedó atrás, es mi primer regreso al mundo, amo el boxeo; por muchos años me etiquetaron como de los más duros, pero ahora eso se ha acabado para mí, estoy brincando a algo diferente, solo fue un ajuste que estoy feliz de haber hecho”, reveló.

En la esquina de su único pupilo, el estadunidense Justin DeLoach (22 años), The Punisher Williams volverá a estar en un ring el 25 de marzo en Miami, Oklahoma, y con las implicaciones que tiene el ser un entrenador buscará guiar al peleador, que curiosamente, apodan El Elegido, a un triunfo sobre Dillon Cook.

“Por años me rogaron y una cosa llevó a la otra, ahora estoy asustado de nuevo, como en mi primera pelea, la diferencia es que tengo que pensar en lo que mi entrenador hacía cuando peleaba, tengo que intentarlo y enseñar a Justin lo que sé que tiene que hacer”, reveló.

Como atleta, Williams llevó su carrera al punto de ser considerado dentro de los mejores libra por libra y aunque un accidente se llevó parte de su vida, su espíritu competitivo se mantuvo y ahora como entrenador quiere sumar adeptos.

“He intentado mantenerme igual, hacer las cosas de la misma forma en las que las hacía, tengo una actitud positiva desde el primer día, mi juego aún no termina, camine o no, mi carrera no acaba con un accidente, sé que puedo lidiar con todo esto desde una cosa pequeña hasta una grande, así soy yo”, finalizó.