Bradley sin miedo a Pacquiao

Timothy Bradley insiste en que el instinto asesino del filipino se esfumó y que no podrá derrotarlo

Bradley contra Pacquiao
Bradley contra Pacquiao (Especial )

Ciudad de México

A 16 días de que Timothy Bradley vuelva a ver frente a frente, en duelo de revancha, al fi­lipino Manny Pacquiao, el invicto estadunidense asegura que sabe qué tipo de pelea le presentará el ex campeón mundial y le tiene una sorpresa.

"Sé que es lo que Pacquiao intentará hacer y cómo le tengo que pelear. Sé cómo debo adaptarme para sorprenderlo. No hay nada que no pueda hacer sobre el ring, soy el paquete completo y estoy dispuesto a pelear frente a frente o boxear, como él quiera", dijo ayer en conferencia telefónica Bradley, quien asegura que ya dejó de ser prioridad conservar la calidad de invicto, pues quiere enfrentar a los mejores y eso implica riesgos.

Con la carga de dos polémicas decisiones en sus últimas tres contiendas, el norteamericano señaló que regresa a darle la revancha al multicampeón tagalo para dejar todo en claro y no como cuando se enfrentaron en junio del 2012 y lo venció por una apretada decisión dividida.

"Lo quiero derrotar clara y decisivamente, no quiero dejar dudas y desde ahora adelanto: si Manny no me noquea, no ganará", advirtió el peleador que mantiene una foja sin mancha de 31 encuentros, 12 de ellos terminados antes del límite.

El peleador de 30 años, actual poseedor de la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo, insistió en que Pacquiao perdió la fiereza que lo caracterizó durante una década a raíz del nocaut que sufrió a manos de Juan Manuel Márquez a ­finales de 2012.

"Ya no veo esa agresividad, ese empuje. Se notó en la pelea con Brandon Ríos, Pacquiao no pudo noquearlo a pesar de que fue un blanco ­fijo atornillado al ring. Entraba con miedo, ya no es el mismo. Además, cuando nos enfrentamos no me pudo terminar aunque estaba con lesiones en mis dos pies. ¿Qué les hace pensar que me puede ganar con ambos pies sanos y con alguien que sabe manejar el ring?", cuestionó el peleador, quien sigue pensando que aún no cuenta con el reconocimiento que debería, a pesar de tener victorias sobre peleadores como Márquez, Lamont Peterson y Devon Alexander, entre otros.

Bradley reconoció que puede que esta contienda tampoco le traiga respeto y brillo a su nombre, pues ya le pasó en sus anteriores encuentros, pero señaló que lo único que puede hacer para llegar a ser el número uno del mundo es seguir peleando con los mejores rivales disponibles y ganarles.

"Esta pelea (ante Pacquiao) será sensacional, una de las mejores del año, los dos tenemos mucho que probar. Ahora soy un peleador diferente, soy otra bestia, otro animal", sentenció el boxeador que ante el ruso Ruslan Provodnikov sostuvo una de las contiendas más complicadas y llamativas de su carrera.

Bradley aseguró que de la batalla ante Provodnikov aprendió mucho y que toda esa experiencia la aplicará el próximo 12 de abril en el MGM Grand de Las Vegas para dominar al oriental que por más de una década ha rondado los primeros lugares de los libra por libra.