Orgulloso en la derrota

El "Cobrita" González quedó satisfecho después de la gran pelea que le dio a su contrincante, el campeón irlandés Carl Frampton

Frampton derrotó al 'Cobrita' Gonzalez
Frampton derrotó al 'Cobrita' Gonzalez (Esther Lin/CBS)

El Paso, Texas

El mexicano Alejandro González demostró emoción por haber echado abajo los deseos de Carl Frampton de debutar en América con un nocaut y el haberle hecho probar la lona.

"Yo ya sabía que venía a una guerra, pero Frampton no lo sabía. Tumbé dos veces a una súper estrella, a un campeón. Estoy bien orgulloso de mi mismo, pues a pesar de ser un peso más chico, le di batalla y le compliqué el panorama. Si bien no gané el duelo, se que mi carrera dio un estirón", dijo en entrevista con La afición El Cobrita, quien la noche del sábado cayó por decisión unánime ante el monarca irlandés.

Con 22 años de edad, González aseguró que con esta presentación dio una muestra clara que su estancia en el boxeo está destinada para reinar y recuperar para México la corona mundial gallo que se perdió hace muchos años.

"No fui el mismo Cobrita de siempre, se que recibí castigo pero voy mejorando", abundó el peleador que tuvo en la lona en dos ocasiones a Frampton durante el primer round.

"Para ser sincero pensé que era mío. Cuando lo vi ahí, tirado en la lona pensé "me lo voy a comer. Lo voy a noquear". Pero me lastimé la mano. No hay excusas, me ganó porque es un gran campeón y yo soy un mexicano que está hecho para la guerra", finalizó.

Cobrita González quedó con una foja de 25 victorias, dos derrotas y dos empates; mientras que Carl Frampton mantuvo apenas su calidad de invicto en 21 encuentros en su primera pelea en América.

"Fue una pelea muy dura, no vi venir esos golpes, pero me han enseñado mucho. Sé que hay elementos que mejorar, pero me siento muy bien de haber dado un gran show, lleno de drama a todos los que por primera vez me vieron pelear. Me quedo satisfecho con el trabajo porque pude resolver", dijo tras la pelea que se llevó por decisión unánime Frampton a pesar de sus visitas a la lona.

Frampton insistió que ahora su mira está puesta en peleadores de nombre como el peleador que resulte ganador del duelo entre Abner Mares y Leo Santacruz, pactado para el 29 de agosto en Los Ángeles.

"Quiero retos y grandes nombres, porque yo seguiré preparándome para mejorar", dijo el irlandés.