Nava se iría sin tristeza

Con sus labores como legisladora, además de la llegada de una nueva hija, Jackie pone en duda su continuidad arriba del ring y no descarta el retiro

La última vez que Nava subió al ring fue en febrero, cuando derrotó a Alejandra Gómez
La última vez que Nava subió al ring fue en febrero, cuando derrotó a Alejandra Gómez (Zanfer)

Ciudad de México

Después de 27 años en el deporte, a la campeona Jackie Nava le encantaría tener una gran despedida. Un último enfrentamiento con el que pudiera decirle "gracias y adiós" a los fanáticos que la han a poyado a lo largo de la conquista de tres campeonatos mundiales, pero por ahora luce lejano.

Un nuevo embarazo, a las puertas del inicio de su gestión como diputada, absorberá a partir de septiembre la mayor parte de su tiempo.

JACKIE fue la primera mujer en la historia en coronarse en el Consejo Mundial de Boxeo, después de ella lo hizo Laila Ali, hija de Muhammad.

"Mi vida ha cambiado mucho, ahora tengo más responsabilidades, pero sé que el deporte siempre formará parte de mi vida.

Es algo que siempre he hecho y que extraño cuando no puedo estar practicándolo. El boxeo me ha dado muchas cosas y me encantaría tener esa última pelea y luego poder retirarme", señaló.

"Pero sé que todo dependerá de la disponibilidad de tiempo y tengo que ver cómo lo voy a adaptar ahora que mi hija está en camino y tengo una gran responsabilidad ahora como diputada", dijo en entrevista con La Afición la peleadora, quien en un lapso de 10 años logró sumar tres títulos mundiales y ahora es considerada por el Consejo Mundial de Boxeo monarca emérita.

Con un embarazo de más de cuatro meses, Jackie reconoció que ser madre de dos niñas y además trabajadora, limitará mucho sus horarios por lo que si tuviera que irse del boxeo sin esa última pelea, se iría satisfecha con lo que ha logrado hasta ahora.

"No me quedó nada por hacer. Todo lo que me propuse lo logré, conquisté campeonatos mundiales, me retiré un tiempo largo y regresé para volver a conquistarlo. Participé en grandes carteleras. No me queda más por demostrar. Si tuviera que irme así, lo haría tranquila, sí con tristeza, pues no es fácil tomar la decisión, pero muy tranquila", reveló. Pese a esta situación, La Princesa Azteca no quiere descartar del todo la posibilidad de volver a subirse a un ring y aseguró que esperará hasta mayo del siguiente año para tomar una decisión sobre su carrera deportiva, ya que su segunda hija nacerá en noviembre y para el siguiente año ya tendrá una idea de la carga de trabajo que tendrá como representante del octavo distrito de Tijuana en la Cámara de Diputados.

"Me quiero enfocar en lo positivo, estoy iniciando una nueva etapa en mi vida y quiero dar el 100 por ciento. Tengo muchos planes y quiero ir resolviendo todo poco a poco antes de hacer algo de manera definitiva", finalizó.