Muhammad Ali recorre por última vez su natal Louisville

A lo largo de los 30 kilómetros que recorrerá la carroza fúnebre, hasta el cementerio Cave Hill, cientos de personas con pancartas y flores corean el nombre del tres veces campeón mundial de boxeo.

Louisville

La leyenda del boxeo Muhammad Ali recorre por última vez las calles de su hogar, Louisville, Kentucky.

El cortejo fúnebre es encabezado por la carroza que lleva los restos de la leyenda del boxeo mundial a través de calles repletas de gente que le rinde homenaje.

A lo largo de los 30 kilómetros que recorrerá la carroza fúnebre hay cientos de personas, algunas con pancartas o flores, otros corean el nombre del tres veces campeón mundial de los pesos pesados, que murió la semana pasada a los 74 años luego de una larga lucha contra la enfermedad de Parkinson.

La procesión comenzó casi una hora después de lo planeado.

El cortejo pasará por sitios que fueron importantes para "The Greatest": la casa de su infancia, el Ali Center, el Centro de la tradición afro-estadunidense, focalizado en la vida de los negros en Kentucky, y por supuesto recorrerá el Muhammad Ali Boulevard hasta llegar al cementerio Cave Hill, donde será sepultado.

Toya Johnson, que viste una camiseta que dice "Ali", está cerca de la casa de su héroe. "El hubiera amado que la gente se reuniera así, por eso estamos aquí. Vine a las siete de la mañana para asegurarme de conseguir un lugar para mi silla en la sombra".

"Los chicos lo aman, él siempre mantuvo la esperanza en este barrio. Para la juventud de aquí, es un ejemplo y esto va a perdurar", afirmó.

El portavoz de la familia, Bob Gunnell, dijo que la lápida en el Cementerio Cave Hill estará en consonancia con la tradición islámica.

Ali eligió el cementerio, que está en el Registro Nacional de Lugares Históricos, como su lugar de descanso final hace una década. Siempre dijo que quería ser incinerado en su lugar de nacimiento, donde aprendió a boxear y tuvo su primera pelea.