Aplaude la valentía de las mujeres en el boxeo

Hace 50 años, el boxeo no era algo apropiado para una mujer, pero la esposa de Muhammad Ali ve positivo el crecimiento de este deporte, en el que Laila Ali fue una de las precursoras 


Lonnie, al momento de recibir el cinturón honorario del CMB
Lonnie, al momento de recibir el cinturón honorario del CMB (CORTESÍA ALMA MONTIEL)

CIUDAD DE MÉXICO

Por el trabajo humanitario que realiza a la cabeza del Centro Muhammad Ali desde hace poco más de una década, por difundir y preservar el legado y los ideales del ícono de los pesos completos, Yolanda Lonnie Ali, la esposa de Muhammad Ali, fue reconocida por el Consejo Mundial de Boxeo.

"Me siento como mi esposo en cierto sentido. Adonde quiera que fuera se sentía en casa, sin importar la ciudad o el país. Todos los que conocía con ellos se sentía bien, es la forma en la que yo me siento aquí. No había yo estado aquí en 30 años... Estoy segura de que en cuanto le muestre a mi marido el cinturón pensará que es para él", dijo a La Afición la mujer que ha compartido su vida con el peleador que marcó un antes y un después sobre el ring.

Lonnie fue invitada de honor de la Convención Femenil que organizó el CMB en Tijuana, recibiendo un homenaje en el primer día de actividades, donde le dieron un cinturón honorario del CMB.

Su visita se da en el marco de un evento de boxeo femenil, ¿qué opina del crecimiento que ha tenido esta rama del boxeo?

Es interesante, porque fui criada entre la década de los 50 y 60, tiempo donde la mujer tenía roles mucho más tradicionales en la sociedad. De hecho, Laila, mi hijastra, fue una de las primeras que iniciaron con el boxeo femenil, es una de las pioneras. Fue algo complicado para mí y para su papá, pues estábamos muy preocupados por ella, pero siempre fue una profesional que subía al ring preparada a conciencia y dando su mejor versión. Lo tomó como toda una profesional.

¿Cuánto cree que ayudó Laila a que creciera este deporte?

Realmente creo que ella ayudó a cambiar nuestra actitud respecto al boxeo femenil. Fue un logro el que sumó, un escalón más en la escalera que ella ha construido. Aún me asusta un poco, pero me da gusto que las mujeres estén golpeando por su independencia, golpeando para salir adelante por ellas mismas y haciendo cosas que se salen de lo convencional.

¿Alguna vez consideró calzarse unos guantes e intentarlo?

No, jamás. Cuando y donde yo fui criada, entonces el boxeo no era considerado como algo apropiado. Hemos estado rompiendo el cristal, pero creo que hay otras fronteras que teníamos que conquistar primero. El boxeo jamás pasó por mi mente, es tan sencillo como que nunca habías visto una mujer jugando beisbol o futbol americano. Fue algo en lo que jamás pensamos. Y creeme algo, vivo con el mejor boxeador en la historia del boxeo y con eso tengo más que suficiente.

Durante mucho tiempo, Muhammad dominó los pesos completos, ¿cómo ve ahora esa división?

Es interesante el cambio que han tenido los pesos completos. Solían tener los eventos más emocionantes y ahora son los pesos medios. Yo crecí viendo las peleas de Muhammad y es interesante ver toda esa transición y cómo ha ocupado al boxeo de ahora, pero al mismo tiempo abrió oportunidades para muchos individuos que están en divisiones más pequeñas. Pero aun así, hasta los pesos completos cambiaron, creo que ya no veo el mismo nivel de competencia que había cuando Muhammad boxeaba. No creo que vuelva a haber una era tal cual en el boxeo como lo fueron esas épocas. Pero ahora los medios y los supermedios han demostrado tener mucho talento.

Por ejemplo, en el caso de campeones como Deontay Wilder o Tyson Fury, ¿ve alguna posibilidad de hegemonía?

No he tenido la oportunidad de verlos pelear, pero conocí muy bien a los Klitschko a los que vi en varias veces y con la gente que pelearon, pero de Wilder y Fury sé que son altos, así que probablemente tienen una excelente oportunidad de mantener su título y defenderlo bien.