Mayweather, 'rey' del boxeo; venció a Manny Pacquiao

El boxeador estadunidense venció por decisión unánime a Manny Pacquiao; 118-110, 116-112 y 116-112 fueron las tarjetas en favor del estadunidense

LAS VEGAS, Estados Unidos

Floyd Mayweather se llevó la victoria, se confirmó como el mejor libra por libra y se llevó los cinturones especiales que se diseñaron para la pelea del siglo; aún así, Manny Pacquiao se quedó con los fanáticos, quienes no dejaron de apoyarlo en ningún momento, mientras estuvo sobre el ring del MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

La noche del sábado, y después de una espera de seis años, el número uno y dos de los campeones libra por libra se encontraron en el ring, en una de las peleas que más expectativa ha levantado, pero el resultado no dejó del todo satisfechos a los fanáticos, quienes vieron cómo los tres jueces daban la victoria a 'Money' por tarjetas de 118-110, 116-112 y116-112.

Mayweather sumó a sus cinturones de campeón peso welter, del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial (AMB), el de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que poseía Pacquiao.

"Ahora entiendo porqué por tanto tiempo se ha mantenido en esta posición, es un gran peleador", dijo Mayweather al terminar la contienda, mientras los fanáticos ahogaban sus palabras en un abucheo que pareció no le agradó del todo a Floyd.

Desde el inicio de la contienda, Manny Pacquiao fue quien propuso la pelea, buscando cortar el ring, evitar que Mayweather se le escurriera, pero el trabajo de jab y la distancia del estadunidense fueron un punto con el que no pudo lidiar; a pesar de que en varios momentos logró acorralarlo y castigarlo a velocidad.

"Manny es un gran campeón, tuvo sus momentos en la pelea, pero en cuanto pude moverme no pudo agarrarme. Es muy inteligente. Fue un gran competidor. Mi papá quería que hiciera más, pero Pacquiao es muy extraño y tenía que observarlo", abundó Mayweather.

Pacquiao no dejó de intentarlo y fue tras Mayweather por todo el ring, mostrando gran preparación y dispuesto a arriesgar con tal de obtener algo a cambio, pero en contadas ocasiones pudo hacer el daño que buscaba. Mayweather lo tenía estudiado.

A pesar de que se vieron muchos envíos del filipino, pocos llegaron a su destino, gracias al movimiento de cintura que emplea el estadunidense y que neutraliza los ataques.

"En mi mente y mi corazón yo gané", atinó a decir el filipino, quien sumó su sexto descalabro.

De los 12 rounds en los que se disputó la contienda, el multicampeón oriental logró llevarse cinco de los rounds, aunque los 16 mil 800 asistentes decidieron apoyar a aquél que más espectáculo les dio.

Para Mayweather esta fue la pelea número 48 de su carrera, con un balance de todas ganadas, 26 de ellas por nocauts y, a sus casi 40 años, aseguró que el final está cerca.

"Sólo me queda una pelea en el contrato y será en septiembre. Llevo como campeón por más de 18 años y activo 20 años. Ya es tiempo que me dedique a otra cosa", finalizó.