Matthysse y Provodnikov, amantes del Peligro

El duelo de pegadores entre el argentino Lucas Matthysse y el ruso Ruslan Provodnikov no tendrá un campeonato en juego ni acapara los reflectores, pero amenaza con llevarse el show y ser el mejor del año.


Lucas Matthysse (izq,) y Ruslan Provodnikov (der.)
Lucas Matthysse (izq,) y Ruslan Provodnikov (der.) (Especial)

Ciudad de México

Con la consigna de dejar todo en el ring, pues el futuro luce prometedor, los peligrosos pegadores Ruslan Provodnikov y Lucas Matthysse están dispuestos a medirse hasta las últimas consecuencias el 18 de abril, en Nueva York.

Un elevado porcentaje de nocauts (superior a 62 por ciento) avala a ambos, que encararán uno de los compromisos más duros en sus carreras.

“Esta pelea asegura fuegos artificiales. Nuestra meta son los aficionados, ellos son primero, estamos orgullosos de hacer la pelea. Este tipo de encuentros no necesita promoción, es una combinación entre los mejores 140 libras del mundo”, dijo en teleconferencia de prensa el expeleador y ahora promotor Óscar de la Hoya.

Matthysse, peleador de 32 años y con récord de 36 victorias, 34 por la vía corta, y tres derrotas, llega al encuentro dispuesto a ampliar su racha de victorias que se vio interrumpida por el tropiezo que sufrió ante Danny García en 2013, cuando cayó por decisión unánime.

“Más me vale ganar esta pelea, voy a dar hasta lo último que tenga. Ruslan no me va a tirar, sé que seguramente es un peleador fuerte y de gran pegada, pero no veo cómo me pueda ganar”, dijo el argentino, quien pronosticó su triunfo y por la vía del nocaut.

El Rocky Siberiano mantiene una foja de 24 triunfos, 17 por nocaut, y tres derrotas, y con 31 años aseguró que con este reto buscará demostrar quién es el mejor en las 140 libras, división gobernada por los estadunidenses Danny García y Lamont Peterson.

“Ellos (García y Petterson) podrán ser los campeones, pero siempre van en pesos pactados, eso no es ser el mejor de una división, por eso se logrará definir quién es el mejor en esta pelea”, declaró el siberiano.

“No sé si soy mejor que Matthysse, lo que sí sé es que puedo ganarle a cualquiera”, abundó.

De la Hoya comparó la calidad del encuentro entre Provodnikov y Matthysse, con el duelo que sostuvieron en 2005 el estadunidense Diego Corrales con el sonorense José Luis Castillo.

“Esta pelea tiene calidad inmejorable, es una de las que los fanáticos habían estado pidiendo y no costó trabajo llegar a un acuerdo, ambos tienen hambre de demostrar, de ir por más, de convertirse en figuras y esa noche lo demostrarán. No quieren dejar ninguna duda y los aficionados lo agradecerán”, finalizó el Golden Boy.

BELTRÁN VA POR TERCERA

El peleador mexicano Raymundo Beltrán sabe que el primero de mayo la cita que tiene con el japonés Takahiro Ao será a todo o nada.

El sinaloense, quien se dio a conocer a raíz de ser el compañero de sparring de Manny Pacquiao, encarará una cita que califica como el parteaguas de su carrera, pues de la victoria pende su futuro, ahora que lleva dos intentos fallidos por coronarse campeón mundial.

“Estoy motivado, el trabajo ha sido duro, pero nos ha llevado a esta nueva oportunidad. Ha valido la pena, pero el camino aquí no acaba, al contrario, es donde se hace más complicado, acepto el reto y voy a aprovecharlo al máximo”, dijo el peleador de 33 años, quien en su última salida cayó ante Terence Crawford en duelo por la diadema ligera de la Organización Mundial de Boxeo.

Sugar Beltrán encabezará una función en el Chelsea heater del Cosmopolitan de Las Vegas que será el preámbulo del in de semana del esperado combate entre el estadunidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao.

Beltrán y Ao disputarán la diadema vacante que Crawford recientemente abandonó, en busca de brillar en la división de los superligeros.

“En un principio, la oportunidad no era para mí, pero el otro que pelearía con Ao se lesionó y por eso me mandaron.

Es una señal y me estoy preparando para ganarle y aprovechar todo lo que se ponga enfrente, desde que debuté como profesional mi sueño es ser campeón mundial y primero me robaron la oportunidad con un empate, luego perdí ante Crawford; no hay más, es ésta o nada y no voy a dejar de buscar mi sueño”, abundó el mexicano, quien espera mejorar su foja ante el espigado japonés que mantiene un récord de 27 triunfos, 12 nocauts, tres derrotas y un empate.

En la pelea coestelar, en un duelo de invictos, Mikael Zewski, de Canadá, se medirá al ruso Konstantin Ponomarev por el título norteamericano en la división welter.

La función forma parte de un acuerdo entre el canal TruTv y la promotora Top Rank, en el que pretenden mostrar tres funciones durante mayo, todas como antesalas a carteleras de HBO, además, realizarán cinco eventos más en lo que resta del año.

STEVENSON, A PROBAR MANDÍBULA

El campeón mundial canadiense Adonis Stevenson se medirá este fin de semana al australiano Sakio Bika, en un duelo en el que pondrá en riesgo la diadema semicompleta del Consejo Mundial de Boxeo.

Stevenson tiene una meta clara, quiere medirse al ruso Sergey Kovalev y, eventualmente, unificar las cuatro diademas de los principales organismos, pero antes tendrá que quitar del camino al Escorpión Bika, quien se presenta sediento de venganza.

El australiano quiere recuperar la misma diadema que perdió en agosto pasado. “No estoy subestimando a Bika, mucho se ha hablado de Kovalev, pero mi enfoque es Sakio, porque es al que tengo enfrente, quien pone mi reinado en riesgo, estoy preparado”, declaró el canadiense.

Stevenson señaló que pelear con alguien del estilo de Bika es una hoja de doble filo, pues por un lado siempre es riesgoso, ya que su estilo es “salvaje” porque siempre busca la pelea frente a frente; por el otro lado reconoció que le emociona, ya que es una pelea demandante que proporciona satisfacción.

“No me tengo que descuidar, sé que Bika golpea fuerte, pero estoy seguro que nuestros estilos se compaginarán para dar una gran batalla que todos disfruten”, dijo Superman Stevenson, quien ya conoce el sabor de una derrota por nocaut y no pretende volverlo a vivir.

La única vez que Stevenson perdió fue a manos del estadunidense Darnell Boone, quien logró ponerlo fuera de combate en dos episodios.