Ni un paso atrás

Se cumplió el plazo y Leo Santacruz y Abner Mares están a horas de enfrentarse, este será uno de los encuentros más esperados luego de que han pasado cinco años desde la ultima gran rivalidad entre mexicanos

Leo Santa Cruz vs. Abner Mares / Weigh in (Érika Montoya)

LOS ÁNGELES

Los peleadores mexicanos Abner Mares y Leo Santacruz saben que quien cometa este sábado el primer error pagará las consecuencias y por eso el exceso de confianza será lo último que los acompañará al ring del Staples Center en donde disputarán la vacante de supercampeón pluma de la Asociación Mundial de Boxeo y el diamante del Consejo Mundial de Boxeo.

En ceremonia de pesaje, ambos peleadores no tuvieron dificultades para marcar el límite de la división pluma, en la que Leo Santacruz buscará sumar su tercer campeonato del mundo, si Abner Mares se lo permite.

En uno de los duelos que promete gran exhibición de técnica y velocidad, los dos mexicanos que por años han sido comparados buscarán dejar en claro quién es el que cuenta con superioridad.

"Yo desde ahorita lo puedo pronosticar. Abner le dará cátedra a Santacruz. Santacruz está sobrevalorado y caerá ante la experiencia", dijo el entrenador de Mares tras la ceremonia de pesaje en donde detuvo la balanza en 125.2 libras (56. 789 kilogramos).

El Terremoto Santacruz, quien durante toda la promoción ha escuchado que se resalta la falta de rivales de buen nivel en su foja, aseguró que tiene el plan para poder sabotear los planes de Mares:

"Quiero minar a Abner Mares con golpes abajo, que lo cansen. Donde muestre que ni la experiencia le podrá ayudar", sentenció el michoacano de 27 años de edad, quien pondrá en riesgo la calidad de invicto que mantiene desde hace nueve años.

La moneda en el aire.

Con un poder de puños elevado y con el deseo de lucir en su debut en Estados Unidos, los peleadores mexicanos Julio Ceja y Hugo Ruiz se batirán en la pelea preestelar de la noche por el campeonato interino supergallo del Consejo Mundial de Boxeo.

Sin problemas en la báscula y ansiosos por demostrar el trabajo que por meses realizaron en el gimnasio, ambos peleadores escalaron a la báscula para marcar el sin problemas el límite de la división y pronosticaron que su encuentro será memorable, ahora que sus estilos son muy aines al gusto de los fanáticos.

A esta cita El Pollito Ceja llega con una foja de 29-1 (26 kos), buscando incrementar a seis victorias al hilo que mantiene desde su única derrota (2013), a manos del inglés Jamie McDonnell. Mientras que el Cuatito – nativo de Los Mochis, Sinaloa – llegará con 25-2 (31 kos) buscando coronarse por primera ocasión campeón mundial, luego de que fracasara en el 2012 ante el japonés Koki Kameda.