Dirrell tuvo el antídoto contra “Veneno” Rubio

El boxeador lagunero perdió por decisión ante ante el estadounidense en pelea estelar desarrollada la tarde de este domingo en el American Bank Center de Corpus Christi, Texas.

El casi año de inactividad le cobró factura a Rubio, quien fue dominado en toda la pelea por Dirrell.
El casi año de inactividad le cobró factura a Rubio, quien fue dominado en toda la pelea por Dirrell. (Cortesía)

Torreón, Coahuila

El boxeador lagunero, Marco Antonio "Veneno" Rubio, cayó en su regreso a los ensogados al perder por decisión ante el estadounidense Anthony Dirrell, en pelea estelar desarrollada la tarde de este domingo en el American Bank Center de Corpus Christi, Texas.

El casi año de inactividad le cobró factura a Rubio, quien fue dominado en toda la pelea por Dirrell, quien supo neutralizar al de Torreón, quien no fue efectivo como acostumbra.

Ambos peleadores poseen una excelente pegada por lo que se esperaba que la contienda no llegara a los diez rounds a los que estaba programada, sin embargo así fue y "Veneno" suma así una segunda derrota de manera consecutiva, algo que no pasaba en su carrera desde el 2006, año en el cual perdió dos al hilo ante Kassim Ouma y Zaurbek Baysangurov.

En el séptimo, Rubio tuvo en las cuerdas a Dirrell, lo tuvo a su merced, pero no era acertado, el norteamericano contragolpeaba y era más efectivo.

La pelea de este domingo fue dominada por el norteamericano, en el primer asalto el lagunero tiró un par de golpes, pero que no tuvieron efecto en el rival, quien contestó con dos derechazos al rostro al final del episodio.

Fue hasta el cuarto que el lagunero respondió, conectando mejores golpes a las zonas blandas y mandíbula del estadounidense que aguantó metralla y por momentos respondía, lo que causó emoción en el público presente.

En el quinto, choque de cabezas, Rubio el más afectado, el tercero en la superficie hizo como que no vio. Rubio a medio gas y Dirrell, quien mostró gran condición física, se recuperaba luego que fue vapuleado en el cuarto por el lagunero.

En el séptimo, Rubio tuvo en las cuerdas a Dirrell, lo tuvo a su merced, pero no era acertado, el norteamericano contragolpeaba y era más efectivo. Poco se pudo decir del resto de los asaltos, al final la decisión de los jueces fue: Levi Martínez 100-90, Oren Shellenberger 90-100 y Glenn Rick Crocker 90-100.

El dato

Aún y con el afamado entrenador de boxeo en su esquina, Ignacio Beristáin, Marco Rubio no pudo demostrar su mejor boxeo y fue derrotado en su regreso al ring.