Si no puede que se haga a un lado: “Veneno” Rubio

Fue la declaración del boxeador Lagunero, al indicar que el boricua Miguel Cotto es muy chico para pelear en la división de peso medio, sin embargo espera y pronto se puedan enfrentar.


El lagunero dijo que el tamaño si importa, y por ello, Miguel Cotto, debe hacerse a un lado y continuar como peso superwelter.
El lagunero dijo que el tamaño si importa, y por ello, Miguel Cotto, debe hacerse a un lado y continuar como peso superwelter. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El lagunero Marco Antonio “Veneno” Rubio, campeón interino de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (WBC, por sus siglas en inglés) aseveró que el campeón regular, el boricua Miguel Cotto es muy pequeño para militar en la división de los 72.575 kilogramos (160 libras), por lo que debe regresar a peso superwelter.

“Si no puede que se haga a un lado”, expresó Marco Antonio.

El “Veneno” conquistó el campeonato interino WBC de peso medio, el pasado mes de abril al derrotar por nocaut en diez episodios al italiano Domenico Spada, desea enfrentar en combate unificatorio al llamado “Junito” Cotto, quien le ha venido “sacando la vuelta” por razones obvias.

El lagunero dijo que el tamaño si importa, y por ello, Miguel Cotto, debe hacerse a un lado y continuar como peso superwelter, pues es muy chico para militar en la división de peso medio.

Marco Antonio se encuentra en espera de que se concreten negociaciones para enfrentar a Miguel Cotto, pero si éste no puede o no quiere, dice Rubio que simplemente se haga a un lado.

Esperando que le confirmen fecha, el coahuilense entrena de manera ligera en su tierra natal, para posteriormente viajar a Oxnard, California, donde se pondrá bajo las órdenes del entrenador estadounidense Robert García.