Sin problemas en el pesaje

Una vez superada la báscula, todo está en orden para el combate entre Manny Pacquiao y Timothy Bradley en Las Vegas

Ciudad de México

El último requisito fue superado. La tarde del viernes en el Grand Garden Arena del MGM Grand de Las Vegas, Nevada, Manny Pacquiao y Timothy Bradley marcaron el límite de la división welter sin problemas.

En el último turno a la báscula, Pacquiao marcó 145 libras, mientras que el campeón Bradley detuvo el field en 145.5. De esta manera se declararon en opimas condiciones para disputar mañana la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo.

Manny aseguró que tiene un negocio pendiente con Bradley y que si su contrincante estaba tan seguro de terminar la contienda con un nocaut, mañana se vería desde el campanazo inicial.

En la ceremonia de pesaje, los mexicanos que participarán de la velada tampoco tuvieron problemas para marcar sus pesos por lo que mañana esperan aprovechar el escaparate que significa un cartel de esta magnitud.