Con sabor a nostalgia para Manny Pacquiao

En el marco de lo que insiste será su última pelea, el filipino recordó sus orígenes y por todo lo que pasó para llegar a su posición

Pacquiao y Bradley
Pacquiao y Bradley (Cortesía)

LAS VEGAS, Nevada

"Llegué de la nada. Dormía en la calle, donde no tenía comida y sólo podía beber agua. Esa era mi vida, por eso deseo mantenerme humilde", recordó Manny Pacquiao en la que quiere que sea su última conferencia previa a un duelo. Busca el retiro y, por fin, cerrar más de 20 años de carrera.

Aunque Pacquiao reconoció es difícil decir adiós, el multicampeón filipino también mencionó que parte de la decisión de contemplar el retiro fue tomada por los ruegos de su madre, Dionisia, quien desde hace tres años le pide deje de poner su vida en riesgo y pase más tiempo con su familia.

"(Dionisia) me pedía el retiro desde mucho antes de la última pelea con (Juan Manuel) Márquez, pero creo que ha llegado el momento. Me gusta ayudar a la gente y con la política he encontrado la forma.... El dinero que pagarán por esta noche de boxeo ayudará a que mil familias tengan una casa propia en Filipinas", dijo el peleador de 37 años de edad.

De cara a su tercer encuentro ante Timothy Bradley, en Las Vegas, Pacquiao aseguró que no necesita de las amenazas para calentar su pelea, pues sabe que la calidad boxística de su rival, aunada a un buen entrenamiento de ambos, más sus cualidades, le permitirá dar una muy buena pelea que el fanático disfrutará.

"Pacquiao es para la gente, creo que es el hombre correcto para el trabajo. Deseo que realmente gane su puesto en el senado filipino. Es el único que tiene el carácter y la integridad para ayudar a su país", declaró Bradley, quien ve este encuentro como la oportunidad de por fin recibir el reconocimiento que hasta ahora nadie le ha dado por los logros arriba del ring.

Contagiado por la sinceridad y los recuerdos de Pacquiao, 'La Tormenta del Desierto' también aprovechó el momento para voltear atrás y agradecer a su equipo por el trabajo realizado de cara a la que califica la pelea más importante de su carrera; sobre todo, por lo que le puede significar un triunfo.

"Estoy listo... Si voy a vencer a Pacquiao es ahora. Este es el momento. Gracias a todos los que me ayudaron a llegar a este punto donde puedo llegar a cumplir mis sueños", abundó Bradley.

Pacquiao y Bradley encabezarán este fin de semana una cartelera en donde tres mexicanos buscarán seguir ascendiendo posiciones. Gilberto Ramírez buscará acabar con el reinado en la Organización Mundial de Boxeo del alemán Arthur Abraham en los supermedios; mientras que Óscar Valdez irá por un encuentro ante el ex campeón mundial ruso Evgeny Gradovich.