Pacquiao se mantiene

A pesar de que Bob Arum confesó no creer que ésta será la última pelea de Manny, el filipino confirmó que frente a Tim Bradley se despide del boxeo

Manny Pacquiao y Timothy Bradley
Manny Pacquiao y Timothy Bradley (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Hace 21 años Manny Pacquiao se puso los guantes con la intensión de sacar adelante a su familia, ahora contempla colgarlos para pelear en otro tipo de ring: la política.

Ayer en Los Ángeles, durante la presentación de su tercer encuentro ante el campeón Timothy Bradley, el único peleador que ha logrado conquistar siete categorías, declaró: "Estoy seguro de que me pondré triste cuando cuelgue los guantes, pero a la vez estaré feliz porque logré mucho... Antes peleaba por ayudar a mi mamá y hoy quiero pelear para ayudar a mis compatriotas", reconoció Pacquiao, quien entre la oración soltó un "tal vez", abriendo la posibilidad de que este pleito no sea del todo el cierre de su carrera.

El Filipino, de 37 años de edad, subirá al ring del MGM Grand de Las Vegas, dispuesto a destronar el 9 de abril a La Tormenta del Desierto como monarca welter de la Organización Mundial de Boxeo.

"De todas las opciones que tenía elegí a Bradley porque es ahora mucho mejor peleador, tiene un gran estilo para dar una muy buena pelea. El cambio de entrenador le sentó muy bien y sé que tendré un buen reto. Estoy ansioso de subir al ring", agregó el boxeador, que a la par de su campo de entrenamiento para esta pelea, mantendrá una campaña política pues contenderá por un lugar dentro del Senado Filipino Freddie Roach y el promotor Bob Arum aprovecharon para agradecer a Manny Pacquiao por el tiempo compartido, sobre todo, el esfuerzo que puso durante todo este tiempo.

“Ahora con el retiro cerca puedo decir que Manny es el mejor boxeador de su era y eso es algo que nadie podrá quitarle. Estoy listo para que subamos al ring y ojalá llegues a presidente”, declaró Freddie Roach, el entrenador con quien Pacquiao llegó a conquistar las coronas de campeón mundial que lo catapultaron a la cima del deporte.

Para Manny, el tercer duelo con Bradley le significará la pelea número 66 como profesional, con una foja de 57-6-2 y 38 nocauts, mientras que Bradley llegará con un récord de 33-1-1, con 13 nocauts.

CON DEDICATORIA ESPECIAL

A tres meses de que arranque la cartelera, el promotor y abogado estadunidense Bob Arum determinó que las peleas de apoyo de Pacquiao vs. Bradley serán en protesta contra las propuestas de Donald Trump, precandidato del Partido Republicano.

“Quiero que sepan que hay mucha gente que apoya (a los indocumentados) y que no permitirán que sean deportados, y si Trump es elegido, yo estaré en las calles con ellos protestando”, dijo el promotor, quien aseguró que su cartel de Pago Por Evento estará lleno de latinos, entre los que se contará con Óscar Valdez, José Ramírez y posiblemente Gilberto Ramírez. Arum, abogado por Harvard y miembro del departamento de Justicia de Estados Unidos durante la administración de John F. Kennedy y Lyndon Jhonson, reconoció que el grueso de los fanáticos del boxeo son mexicoamericanos y que sus principales patrocinios vienen de empresas con relación latina.