Estrenan película que muestra el ascenso a la fama de Pacquiao

La cinta de 110 minutos se realizó durante tres años, incluyendo dos de investigación y entrevistas llenas de emoción con el boxeador, familiares, amigos y ex entrenadores.

 Buboy Villar,el actor que interpretó a Pacquiao en su película
Buboy Villar,el actor que interpretó a Pacquiao en su película (AP )

MANILA, Filipinas


Cuando era un boxeador novato y pobre en el sur de Filipinas, Manny Pacquiao comenzó su gran ascenso a la fama mundial no como el Pacman, como se le conoce en ocasiones, sino como "Kid Kulafu".

Ese apodo, que da título a una nueva película sobre la infancia del púgil, se tomó de la etiqueta de un vino barato, ya que entonces reciclaba las botellas vacías para ganar dinero y ayudar a su familia.

"Kid Kulafu" se estrenó el miércoles en más de 70 cines de toda Filipinas antes de la gran pelea del 2 de mayo entre Pacquiao y Floyd Mayweather. La cinta se proyectará en salas de Estados Unidos y Canadá a partir del 24 de abril.

Producida con asesoría y colaboración de Pacquiao, la película muestra el empobrecido mundo en el que creció antes de convertirse en el único campeón de boxeo de ocho divisiones en el mundo, uno de sus deportistas mejor pagados y el miembro más adinerado de la Cámara de Representantes filipina.

"Tenía todas las excusas para fracasar: familia rota, sin comida, sin casa, ningún sitio al que ir, sin dinero... pero aun así perseveró, y eso es lo que quiero que vea la gente, que hoy está donde está debido al trabajo duro", explicó el director Paul Soriano a The Associated Press.

El boxeador de 36 años nació en una casa con tejado de paja y piso de tierra en las montañas de la provincia sureña de Bukidnon, en un momento en el que los milicianos anticomunistas luchaban contra insurgentes. Un brutal enfrentamiento cerca de la vivienda obligó a la familia a mudarse a la ciudad de General Santos, a una cabaña propiedad de su tío, Sardo Mejia.

A menudo, faltaba comida para la familia; en ocasiones comían arroz hervido con tripas de pescado o mazorcas de maíz. En la película, unos milicianos obligan a la madre de Pacquiao a entregar dos pequeños pescados fritos que había preparado para su familia.

El padre del boxeador abandonó después a la familia, dejando a Manny, el mayor de tres hermanos, para que se ganase la vida como la mayoría de los chicos en las zonas rurales del país. Vendió maní frito, pan y donuts hechos por su madre, y ganaba algo de dinero por su cuenta recogiendo y vendiendo unos pequeños limones locales llamados calamansi.

También trabajó como tendero para Mejia y recogía sacos de botellas vacías de Vino Kulafu, que devolvía a los distribuidores a cambio de los depósitos por los envases. En un principio, Kulafu era un héroe de cómic filipino similar a Tarzán.

Pacquiao se sintió atraído por el boxeo tras ver cintas Betamax de combates de los pesos pesados con su tío. Mejia animó al joven a pelear y después le entrenó, aunque su madre detestaba ese deporte. Ella quería que su hijo fuera sacerdote, pero era demasiado pobre para meterlo en un seminario. Aun así, le inculcó una profunda espiritualidad y fe religiosa.

Irónicamente, su madre contribuyó parcialmente a la ruta de Pacquiao hacia el boxeo cuando sufrió un ataque cardiaco, señaló Soriano. En la película se ve al muchacho participando en una pelea para ganar 100 pesos (unos 2 dólares) para comprarle medicamentos.

"En realidad, 'Kid Kilafu' es una película sobre un chico que creció sin nada", dijo Soriano. "Todo lo que tenía en realidad era un sueño, y peleó y peleó y peleó hasta que hizo realidad esos sueños".

La cinta de 110 minutos se realizó durante tres años, incluyendo dos de investigación y entrevistas llenas de emoción con el boxeador, familiares, amigos y ex entrenadores, dijo el director.

El inicio de la historia resulta familiar en Filipinas. Muchos filipinos nacen en la pobreza y se ven obligados a dejar su casa para encontrar trabajo en Manila o en otros países para apoyar a sus familias. Unos 10 millones de filipinos, una décima parte de la población, trabajan en el extranjero y envían dinero a casa que ayuda a sostener la economía.

También el actor de 17 años que interpreta al púgil, Bubou Villar, creció pobre y con padres separados. Tuvo que trabajar buscando en la basura para ganar dinero antes de convertirse en una estrella infantil del cine y la televisión filipinos.

La película se toma algunas licencias artísticas para resumir los primeros 15 años de Pacquiao, pero es fiel a la vida de su protagonista. Pacquiao no produjo ni invirtió en la cinta, pero ayudó en su elaboración facilitando entrevistas y repasando el guión, aunque dio libertad creativa a Soriano, aseguró el director.

"Sinceramente, creo que lo que medio —su tiempo, su historia_, creo que eso fue incluso más importante que cualquier dinero", dijo Soriano. "El acceso que me dio, la amistad que me dio, eso no tiene precio".