Manny y Bradley trabajan por el ‘KO’

Manny Pacquiao y Timothy Bradley tienen una deuda, pero más allá de buscar el triunfo hablan de despejar dudas noqueando, algo que hace mucho no consiguen

Ciudad de México

Manny Pacquiao hace cuatro años y medio que no consigue una victoria por nocaut; Timothy Bradley solo lleva esperando por ese gran golpe dos años y medio, pero aun así –a cinco días de su duelo– ambos aseguran que la única forma de determinar la rivalidad que iniciaron en el 2012 es terminando antes del límite.

Durante 10 años, Pacquiao sembró terror dentro de las divisiones en las que limitó al conseguir nueve vías rápidas en 15 victorias consecutivas, destacando los nocauts que propinó a peleadores como Óscar de la Hoya, Érik Morales o el inglés Ricky Hatton. Pero en el 2009 su racha se cerró con la golpiza que le propinó al ídolo boricua Miguel Ángel Cotto, a quien castigó 12 rounds y esperó a que el réferi Kenny Bayless detuviera las acciones, a dos minutos y cinco segundos de que acabara la pelea.

UN BOXEADOR no puede incrementar su pegada, pues con el poder de puños se nace. Lo que puede es que con una buena técnica mejore su potencia.


Rutinas de gimnasio que se extienden por más de cuatro horas, carreras matutinas para la condición física y mucho guanteo son algunas de las herramientas que Manny y Tim han utilizado para conseguir el tan ansiado nocaut, pero la noche de este sábado, ambos tendrán un duro trabajo por delante.

"La agresividad está de vuelta. Bradley habla de que su golpeo ha aumentado, que me noqueará. Es respetable, tiene confianza en su trabajo, pero al final del día saldré con la victoria, pues esa hambre de triunfo está aquí de nuevo", dijo el oriental, que para este duelo de revancha contrató de vuelta al preparador físico Justin Fortune.

37.5% PORCENTAJE de nocaut tiene Timothy Bradley, intentará imponerse al 61.29 de Manny Pacquiao.


El ex boxeador australiano que vive en California tendrá el reto de ocupar el lugar que dejó el colombiano Alex Ariza. A cargo Ariza, del 2008 al 2012, Pacquiao conquistó las victorias más importantes de su carrera por lo que ahora Fortune tendrá que llevar a Manny a ese nivel que necesita para ganar este duelo con una gran explosividad.

"Bradley dice que quiere al viejo Manny Pacquiao y en eso trabajamos desde que inició la preparación.

Estamos muy enfocados en darle esa velocidad de nuevo. Con la velocidad de nuestro lado, ajustes sobre la estrategia se irán dando poco a poco, pues la velocidad es la clave", manifestó Fortune.

En el caso de Bradley una pegada demoledora nunca ha sido su sello, pues en 32 duelos en el terreno de paga, solo 12 han salido del ring antes del límite de la contienda con lo que genera un 37.5% de probabilidades de nocaut.

"Sé que Tim no se ha caracterizado por una gran pegada, él se va a la técnica y a la velocidad, pero ahora es diferente. Un nocaut es lo que venimos buscando. Manny es un gran reto, sobre todo porque es la primera revancha que concedemos", explicó para La Afición, Joel Díaz, entrenador de Bradley. La última ocasión en que La Tormenta del Desierto acabó con su contrincante antes de completar toda la vía fue en el 2011, cuando enfrentó al ex campeón cubano Joel Casamayor.

"El nocaut no se busca, se da, pero esta vez es algo que quiero. Trabajé duro en el gimnasio y corregí un error que tenía. Con esa parte corregida el poder de puños aumentó", agregó Bradley.