Chino apela a su hombría

El argentino Marcos Maidana reconoce en Floyd Mayweather a un peleador que no ha disminuido sus capacidades; pero le pide que esta vez no corra 

Marcos Maidana
Marcos Maidana (Mexsport)

Ciudad de México

El argentino Marcos Maidana usará todo lo que tenga a la mano para provocar la ira del campeón estadunidense Floyd Mayweather. Tiene 15 días para hacerlo caer en su juego a base de amenazas y de comparar su efectiva forma de pelar con el de una mujer.

Este 13 de septiembre, en Las Vegas, Nevada, El Chino obtendrá la tan ansiada revancha del número uno de los libra por libra y aseguró que va preparado para cualquier estilo que emplee el monarca.

"Si decide boxear saldré a perseguirlo sobre el ring. Tendré que presionarlo el doble de lo que lo hice en la primera pelea. Pero ojalá y sea lo suficientemente hombre para pararse e intercambiar golpes, porque yo estaré listo para enfrentarlo y vencerlo. Será mi noche", dijo el sudamericano de 31 años, quien descartó que la única forma de ganarle al Niño Bonito sea por la vía rápida.

Maidana aseguró que con los ajustes técnicos necesarios no solo tendrá que enfocarse en el poder de su pegada para obtener un triunfo, también podrá ponerse al tú por tú con el peleador que ha destacado por más de 18 años con una de las defensas más duras de penetrar.

"Una posibilidad de triunfo es el nocaut y a mí me gustaría, pero obviamente puedo competir de otra forma. Sé que puedo agregar mayor presión a la pelea.

La primera fue muy cerrada y sé que esta segunda será muy parecida, pues yo saldré con toda la intención de no tener respeto", abundó.

El Chino aseguró que uno de los cambios que tendrá que hacer para obtener la victoria es controlar el manejo de distancia arriba del ring.

El pupilo del entrenador de origen mexicano Robert García, se sintió tan cerca del triunfo en mayo pasado que hora asegura conocer el camino para acabar con el impulso de aquel peleador que se ha mantenido invicto en los 46 encuentros que ha tenido en el profesionalismo.

García calificó el campamento como ideal, por el trabajo de gimnasio y porque ocuparán ocho semanas de concentración en lugar de cinco.

"No tengo duda en asegurar que desde que Chino y yo integramos un equipo hemos entrenado bien, pero esta preparación ha sido mucho mejor, mucho más completa", dijo García, quien no ve impedimento para que su pupilo se lleve la victoria.