Listo para más acción

Dos veces asistente a Juegos Olímpicos, tendrá un rival muy duro pero asegura que hizo bien las cosas para superarlo este sábado

Óscar Valdez en conferencia de prensa
Óscar Valdez en conferencia de prensa (Mexsport)

LOS ÁNGELES, California

El prospecto mexicano Óscar Valdez verá acción este fin de semana ante el puertorriqueño Noel Echeverría y contrario a lo que buscan la mayor parte de sus compañeros de profesión, esta vez el nocaut no está entre sus prioridades.

"Sé que es el rival más duro que he enfrentado hasta ahorita, es puertorriqueño y zurdo, tiene mejor récord en relación a mis otros rivales y es más alto. No tomo las peleas a la ligera, voy a subir al ring y a dejar todo. Sé que los puertorriqueños tienen un estilo similar al de los mexicanos, les gusta ir a fajarse, por eso es que hay mucha competitividad entre nosotros. Simplemente daré lo mejor, esperando que mi rival haga lo mismo", dijo el sonorense, que en su haber tiene 10 victorias, todas por la vía rápida.

Con 24 años cumplidos el dos veces peleador olímpico, quien hizo su debut en el profesionalismo en 2012, aseguró que esta vez buscará recorrer todos los capítulos para mostrar que está preparado para los retos complicados y que tiene las herramientas necesarias parainclinar la balanza a su favor.

"Creo que mejoro en cada pelea y voy ganando experiencia para cumplir mi deseo de ser campeón": Valdez


Valdez, quien trasladó su campo de entrenamiento a California para estar bajo la tutela de Clemente Medina, reconoció en Echeverría el primer gran reto de su carrera y espera superarlo, sin tener que recurrir el Óscar Valdez nocaut para ganar experiencia.

"He corrido con suerte pues mis peleas, gracias a Dios, las he sabido resolver bien y mis rivales se van más temprano a casa, pero quiero retos, peleas complicadas donde pueda demostrar que hay con qué", dijo Valdez.

El prospecto señaló que el presentarse dentro de una cartelera de un peleador tan emblemático como Juan Manuel Márquez y en un lugar como el Forum de Inglewood es una gran motivación.

"Es un verdadero honor para mí, pues es un lugar histórico. Sé que mucha gente va a estar viendo, es una oportunidad para mí para seguir enseñándole a la gente quién soy", finalizó.