Santa Cruz se graduó en el Staples Center; venció a Mares

Leo Santacruz se alzo con una victoria luego de sostener una pelea que mantuvo a los fanáticos la mayor parte de la pelea

Leo Santa Cruz venció en decisión mayoritaria a Abner Mares
Leo Santa Cruz venció en decisión mayoritaria a Abner Mares (AP)

LOS ÁNGELES, Estados Unidos

El mexicano Leo Santa Cruz logró ganar su posición como peleador de clase A el sábado por la noche en el Staples Center de Los Ángeles, California, luego de vencer al triple campeón mundial Abner Mares y ganar la corona mundial pluma de la Asociación Mundial de Boxeo y el diamante del Consejo Mundial de Boxeo.

Leo Santa Cruz tuvo una noche redonda donde además de lucir en una pelea llena de acción, velocidad, defensa y aguante, conservó su calidad de invicto y conquistó su tercera división.

“Abner me sorprendió, vino muy fuerte. Vino directamente por mí, pero encontré la forma. Me mantuve lejos del jab y por eso logramos tener el control. Mi papá me dijo que podríamos dominarlo con mi boxeo. Quise ser agresivo, pero también tuve que boxearlo y funcionó. Él quiere una revancha, yo puedo dársela. Dije que quería pelear a los mejores”, dijo el michoacano que mejoró su foja a 31-0-1 (17 kos).

A pesar de que fue criticado por no tener rivales de gran peso en su foja, Santa Cruz mostró aplomo y cero respeto a Abner Mares, que en menos de tres años consiguió coronarse trimonarca mundial.

Alejados de sus últimas actuaciones, en las que ambos dejaron mucho que desear, Santa Cruz y Mares lograron emocionar a los más de 13 mil fanáticos asistentes al Staples Center al grado de que pasaron gran parte de la pelea de pie, al pendiente de los intercambios de golpes en donde ambos olvidaban la defensa y se concentraban en lanzar volados a diestra y siniestra.

Desde el cuarto round Mares tuvo que trabajar con un corte profundo en el cuero cabelludo, del lado derecho que durante la pelea no dio tantos problemas, pero eventualmente le cubrió el rostro de rojo. A pesar de ella, y confiado en el trabajo de esquina, Mares no bajó el ritmo de pelea y se mantuvo presionando lo más que pudo.

“Cometí un error en mi estrategia.  Vine fuerte y no funcionó. Nada me sorprende de Leo, sabía a lo que venía. Pero obviamente iría por una revancha, es lo que quiero”, dijo Abner Mares al bajar del ring en donde sumó su segundo descalabro profesional.

A pesar del cansancio que sentía, Mares no dejó de presionar en ningún momento, pero la frecuencia de golpeo de Santa Cruz lo llevó a eventualmente encontrarse con varios envíos que lo lastimaron.

Con esta victoria, Leo logró en tres años conquistar la calidad de campeón en tres divisiones.