Santa Cruz quiere puños

 A poco más de un mes de enfrentar a Ábner Mares, Leo prefiere ser cauto en sus declaraciones y prefiere demostrar su calidad cuando esté sobre el ring


Leo Santa Cruz está convencido de que habrá revancha con Ábner Mares
Leo Santa Cruz está convencido de que habrá revancha con Ábner Mares (Esther Lin)

CIUDAD DE MÉXICO

Por años, Leo Santa Cruz ha escuchado que uno de los rivales más fuertes dentro de su división es Ábner Mares, y a un mes y una semana que se encuentren frente a frente en el Staples Center de California, el michoacano asegura estar ansioso de ganar el crédito que hasta ahora se le ha negado.

“Lo he escuchado tanto que por mucho tiempo pedí la pelea, quiero validar mi carrera, demostrar que soy el mejor, pero no quiero calentar las cosas como lo hace Ábner con palabras, lo que quiero es demostrarlo peleando”, dijo en entrevista con La A­fición el peleador invicto en 30 encuentros.

El Terremoto Santa Cruz espera que el pleito del 29 de agosto sea duro, pues sabe de la inteligencia que tiene el ex olímpico tapatío, aunque destacó que ahora corre menos riesgos que antes, porque sabe de los estragos que genera un nocaut fulminante como el que Mares sufrió en 2013 a manos de Jhonny González.

“Esta pelea llega en un muy buen momento para mí, soy más joven y he demostrado hambre, llega bien pero seguro que ese golpe (de González) lo aflojó”, declaró Leodegario, quien agregó que el duelo “no es personal”.

Santa Cruz reconoció que una de las motivaciones principales fueron las peticiones de los fanáticos que le pedían un “peleador de clase A” que lo llevará a demostrar que pertenece a los mejores del momento.

“Aún no se me ha dado el crédito por lo que he logrado, conquisté dos divisiones, sigo invicto, tengo 26 años de edad y he enfrentado a buenos peleadores, pero aun creo que se duda, este tipo de pleitos darán lo que necesita mi carrera, ahora que busco más”.

Sobre su preparación, que realiza bajo la supervisión de su equipo en California, Leo explicó que ahora, más que nunca, no deberá descuidar algún detalle si pretende llegar al 100 por ciento para enfrentar a un contrincante como Mares.

“Vendrá al 100 por ciento, de eso estamos seguros, a diferencia de las últimas peleas en las que se con­ ó y llegó fuera de ritmo, sé que pondrá todo su empeño para estar como antes”, declaró el peleador, quien espera una pelea frente a frente, pues asegura que cuando dos mexicanos se encuentran en el ring “no hay forma de dar un paso para atrás”.