Las esquinas son clave

Los dos entrenadores, tanto José, padre de Leo Santa Cruz, como el coach de Ábner Mares, Clemente Medina, podrían resultar un factor importante

Leo Santa Cruz (izq.) y Ábner Mares (der.) están listos para dar una gran función
Leo Santa Cruz (izq.) y Ábner Mares (der.) están listos para dar una gran función (Érika Montoya)

LOS ÁNGELES, Estados Unidos

Gran parte de la seguridad y confianza que muestran previo al duelo de in de semana Leo Santa Cruz y Ábner Mares se basa en sus esquinas, con quienes mantienen relación desde hace años.

En el caso del invicto michoacano, Leo Santa Cruz, su padre es quien ocupa el banquillo principal y gracias a él, asegura, se mantiene en este deporte.

“Muchos han dicho que Ábner es la pelea más dura, pero se equivocan, allá afuera hay varios que serían un rival mucho más demandante, más fuerte, esta pelea es importante, pero muchos piensan que mi hijo no podrá, dicen que hasta le falta experiencia. Están mal, esos se llevarán una sorpresa”, sentenció, en entrevista para La Afición, el padre del Terremoto Santa Cruz. José Santa Cruz explicó que se menciona como ventaja la experiencia de Ábner Mares por su pasado olímpico, pero resaltó que como amateur Leo también tuvo gran actividad que lo ha llevado a obtener los resultados que mantiene desde su debut en el profesionalismo.

“Para ganarle a alguien como Ábner más que fuerza necesitas astucia y demostraremos ambas cosas arriba del ring”, finalizó el michoacano. El entrenador de Ábner Mares, el mexicano Clemente Medina, también ve en la pelea ante Santa Cruz un buen reto, pero no el más complicado. Habló sobre el campo de entrenamiento sin errores en los que pudieron trabajar en calma y que será la base para una de las victorias más importantes del ex olímpico.

“Ábner está muy tranquilo, a pesar de que se le pregunta tantas veces de su nocaut ante Jhonny González. No se puede evitar tocar ese tema, pero yo que estoy ahí veo que esa etapa fue superada y va en busca de más retos. Ábner es un peleador fuerte que busca lucir y este sábado está todo puesto para lograrlo”, señaló Medina.

Clemente, quien también estará en la esquina del Perro Angulo, manifestó que una de las claves para vencer a su oponente será la presión constante con la que provocarán un estado de alerta que evitará que el michoacano boxee y se escurra entre las cuerdas.

TEMBLARÁ EL STAPLES CENTER

Durante la última conferencia de prensa también estuvieron presentes los contendientes mexicanos, Hugo Ruiz y Julio Ceja, quienes disputarán la diadema interina supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Aunque ambos guardaron el respeto por su rival en turno, reconocieron que esta es una pelea elemental para su futuro, por lo que aseguraron que dado el poder de sus pegadas, esa noche habrá fuegos artificiales. “Uno de los dos saldrá noqueado, sin duda. Ambos tenemos más del 80 por ciento de nuestros triunfos por nocaut y muchas ganas de pelear. Esa noche los que ganarán serán los aficionados”, apuntó El Pollito Ceja durante su intervención al micrófono.