Recordando el épico triunfo de Chávez sobre Taylor

La primera pelea Chávez-Taylor se dio hace 26 años, fue el duelo que catapultó la carrera del mexicano y donde tuvo que emplearse a fondo para no caer

Julio César Chávez, en su etapa como boxeador activo
Julio César Chávez, en su etapa como boxeador activo (Mexsport)

Ciudad de México

Hoy se cumplen 26 años del triunfo que catapultó a Julio César Chávez a la élite del boxeo profesional, luego de vencer en un vibrante encuentro al boxeador estadunidense Meldrick Taylor.

Aquella pelea celebrada en el hotel Hilton de Las Vegas, fue sin duda la más difícil que Chávez González tuvo que encarar, noqueando a su oponente a falta de dos segundos para que finalizara el último round.

"¡Uf! La recuerdo como si fuera ayer", dijo el sinaloense hace un año en entrevista con La Afición. "Fue la pelea más importante de toda mi carrera. ¿Por qué? Porque peleé con uno que pensaban era invencible. Era campeón olímpico, campeón mundial y estaba invicto. Era un superdotado. Rápido, fuerte... lo tenía todo".

Esa noche, recordó, por cada tres golpes de Taylor, él conectaba uno. Conforme avanzaron los rounds, el cansancio lo invadía. Llegando al final, ya estaba cansado. Sabía que iba bajo en las tarjetas pero no dejaba de tirar golpes y aún ahora, escucha los gritos del Búfalo José Martín Muñoz, su cutman:

"Me gritaba 'hazlo por tu madre, por tus hijos, por México'... Eso me despertó y afortunadamente me alcanzó para noquearlo, pero ya me andaba desmayando después de la pelea", sonrió. "Terminé sumamente agotado, lastimado, cansado pero feliz".