JC nota más maduro al Jr.

Julio César Chávez González dijo que su hijo está comprometido a crecer

Julio César Chávez Jr. y su padre
Julio César Chávez Jr. y su padre (Mexsport)

El Paso, Texas

Julio César Chávez González está ansioso porque suene el campanazo que anuncie el regreso de su hijo Julio César Chávez Carrasco, pues quiere que se acaben las palabras.

El ex campeón mundial, quien estuvo presente en el entrenamiento público que ayer ofreció su hijo, comentó que más allá de lo que se ha dicho llegará el momento de sostener las palabras con los puños y no les alcanzará a los dos peleadores.

Este ­ fin de semana en el Don Haskins Center de El Paso, Texas, JC Jr. regresará al ring para enfrentar al mexicano Marco Antonio Reyes, tras la derrota sufrida ante el polaco Andrzej Fonfara en abril, para demostrar que ese tropiezo fue una suma de elementos por los que no pretende volver a pasar.

“Nacho Beristáin (entrenador de Reyes) habla como si trajera en la esquina a Juan Manuel Márquez y no, el Dorado Reyes es un buen peleador, pero no le alcanza para ser campeón mundial. Les advierto que será una pelea dura, y más después que he visto los cambios que ha tenido mi hijo en el gimnasio”, dijo en entrevista con La A­fición el miembro del Salón de la Fama Internacional.

Julio César explicó que el Junior da signos de madurez y de haber tomado en serio las cosas, por lo que espera una versión mejorada respecto a lo que había ofrecido.

“Está comprometido a no quedarse abajo, veo que quiere volver con más fuerza, lógicamente le dolió la derrota, pero le sirvió. Hizo un gran trabajo de gimnasio”.

Uno de los factores que marcará la diferencia, explicó El César del Boxeo, es el cambio de entrenamiento, pues por primera vez en tres años se encuentra bajo la dirección de un latino, quien le puede transmitir lo que quiere arriba del ring.

“Mi hijo entiende el inglés, pero no es lo mismo, aquí tiene a Robert (García), con quien habla español y se llevan muy bien. Han logrado complementar su trabajo y se notan a gusto”, explicó.

Chávez Carrasco, por su parte, habló que es una de las preparaciones más completas de su carrera, pues comenzó el trabajo desde hace dos meses.

“No veo forma en la que el Dorado me pueda vencer, mi boxeo es mejor que el suyo; estoy seguro que si él agarró la pelea conmigo es por la forma en la que lucí ante mi último rival, pero de una vez le digo que fue por la inactividad, ahora será diferente. No hay forma en la que Reyes compita conmigo cuando estoy en mi mejor forma”.

El también ex campeón mundial explicó que uno de los principales cambios es que sus combinaciones ahora son mucho más largas y se encuentra en la distancia indicada para llevar la pelea adonde él decida.