Es el momento ideal

Julio Ceja buscará este año concretar los combates ante estrellas como Guillermo Rigondeaux o Nonito Donaire

Julio Ceja
Julio Ceja (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Para el mexicano Julio Ceja su coronación como campeón de los supergallo no pudo llegar en mejor momento, ahora tiene la oportunidad de agarrar con la guardia baja a los mejores nombres.

"(Guillermo) Rigondeaux y (Nonito) Donaire no atraviesan por buen momento, estuvieron mucho tiempo inactivos y cuando pelearon, no han lucido, es mi momento para enfrentarlos, su nombre sigue pesando y voy a aprovechar las oportunidades que tenga", afirmó a La Afición el peleador de 23 años, quien recientemente fue proclamado monarca absoluto, cuando Leo Santa Cruz dejó vacante el título.

El del Estado de México tiene programada la primer defensa el 20 de febrero en Carson, California, en duelo de revancha ante su compatriota Hugo Ruiz. Ceja se convirtió en monarca interino CMB en agosto pasado ante El Cuatito; esa noche El Pollito se levantó de la lona, para vencer a Ruiz por nocaut técnico.

"Se merece la revancha, ambos visitamos la lona, pero aproveché su descuido para noquearlo, esta pelea será más sencilla que la anterior, pues ya lo conozco, sé de qué pie cojea”, aseguró.

“Pero no entraré al ring coni ado, porque aunque cuesta mucho llegar a ser campeón del mundo, cuesta más mantener el título”, abundó Ceja, quien mantiene una foja de 30-1 y 27 nocauts.

Julio explicó que para este duelo de revancha tuvo que realizar pocos ajustes, pero indicó que entre los principales cambios están la velocidad de puños, porque detectó que Ruiz tiene complicaciones para evitar puños rápidos.

“Ya tengo varios meses en entrenamiento y aunque se atravesaron las i estas me mantuve apegado a no descuidar nada, quiero llegar mejor que en la primera pelea, tengo muchos planes para el futuro y no puedo darme el lujo de perder; este cinturón cambió mi vida y si acabo con los grandes nombres cambiarán más cosas”, afirmó.

“Cumplí el sueño de cuando debuté como peleador y no voy a descansar hasta llegar a la cima”, finalizó el púgil, que buscará mantener a raya no solo a Rigondeaux y a Donaire, sino a nombres como Vargas, Martínez y Magdaleno.