Ya prepara su salida

Juan Manuel Márquez tiene 22 años de carrera y lo que se ampliará en su futuro es su presencia como comentarista, dejando de lado los guantes

 Juan Manuel Márquez vs Mike Alvarado
Juan Manuel Márquez vs Mike Alvarado (Mexsport)

Ciudad

Aunque a Juan Manuel Márquez le encantaría proseguir con su carrera profesional, reconoce que en su futuro a lo mucho habría dos peleas antes de colgar los guantes, porque tiene otros planes en mente.

"Me encantaría volverme a ver en el ring para continuar y demostrar que hay Márquez para rato. He dedicado mi vida al boxeo y es un paso importante el dejarlo", admitió Dinamita Márquez a La A­fición ayer durante una conferencia en la capital mexicana, donde lo presentaron, junto a Érik Morales, como los nuevos integrantes del equipo de analistas de boxeo de Tv Azteca.

Márquez aseguró que el factor principal por el que su regreso al ring se ve detenido, es porque no ha probado de manera adecuada la rodilla que se lesionó durante su último encuentro, hace nueve meses ante el mexicano-americano Mike Alvarado.

El peleador capitalino, quien cumplirá 42 años en agosto, aseguró que ya cubrió sus rehabilitaciones, pero que aún le hace falta probar la rodilla en la parte fuerte de un entrenamiento para ver si responde como lo requeriría una pelea de alto nivel.

"Me encantaría que la recuperación fuera completa porque quiero volver a pelea; me gustaría que fuera una vez más en México para agradecer todo el apoyo de los fanáticos. Sería muy bueno para mi poderme retirar aquí. Ante mi gente", confesó el campeón, quien en 2012 tomó un segundo aire al haber noqueado a Manny Pacquiao, y que a pesar de la derrota ante Timothy Bradley (2013) se mantiene como uno de los peleadores más reconocidos.

El dirigido por Ignacio Beristáin aseguró que hasta ahora inició con trabajo sencillo de gimnasio que lo ayuda a seguir manteniéndose en forma, pero que en los próximos meses se enfocará a saber la situación general de su salud, pues reconoce que el tiempo está en su contra y la inactividad se sigue acumulando.

Peleador profesional desde mayo de 1993, Márquez reconoce que si por cualquier razón no se sintiera con­fiado de su rodilla derecha, no regresaría a los encordados, pues de los resultados que obtenga en el futuro dependerá el legado que deje, ya que no quiere sumar derrotas que lo empañen.

En cuanto a los nombres en su lista, Márquez descartó hablar de alguien en concreto pues aseguró que retos hay muchos y de muy buena calidad.

"Lo que no quiero es subir al ring y darles algún tipo de ventaja, por eso primero con­firmaré que no exista dolor, pues quiero dar una gran pelea, retirarme con un triunfo ante un buen rival. Eso es lo que más me gustaría", finalizó el peleador que tiene 56 triunfos, 40 por nocaut, siete derrotas y un empate.