Se acabó la amabilidad

El mexicano Jhonny González se verá hoy por última ocasión de manera amistosa con Gary Russell Jr.; promete acabarlo el sábado por nocaut

Ignacio Beristáin y Jhonny González
Ignacio Beristáin y Jhonny González (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Jhonny González no quiere dejar en manos del destino la tercera defensa de la corona pluma del Consejo Mundial de Boxeo, quiere regresarla a México y buscará que será por nocaut para evitar cualquier tipo de duda.

El campeón mundial capitalino verá este fin de semana acción en el hotel Palms de Las Vegas, Nevada, ante el sexto clasificado mundial, Gary Russell Jr., en un duelo pactado a 12 episodios.

González Vera, quien se alistó para esta cita en la capital mexicana, enfrentará su pelea titular número 23, mientras que su contrincante apenas irá por su segunda.

"Hay diferencias en nuestros números, pero eso es por los años que le llevo de ventaja. Pero aun así no voy confiado, al contrario. Voy a su casa, ante su gente, sé que si no quiero problemas, al final tendré que acabar con el por nocaut y confío en que lo lograré, pues Gary Russell nunca ha peleado con un pegador y sentirá la diferencia", advirtió para La Afición el capitalino de 33 años, quien en 16 de carrera ha conquistado dos divisiones mundiales. 

El peleador, que mantiene una foja de 57 triunfos por ocho descalabros, habló de la importancia de comenzar a dominar desde el campanazo inicial a su joven retador, quien recientemente cayó en su primer intento mundialista ante el ex campeón olímpico Vasyl Lomachenko.

"Yo voy dispuesto a bailar cuaquier son. Los mexicanos somos guerreros que nos entregamosen el ring. El reto no está nada sencillo, pues él viene con todo el impulso de ser campeón del mundo por primera vez. Pero yo aún tengo mucha hambre y se topará con mis puños para frenarlo en seco", abundó el peleador, quien sufrió su último descalabro hace tres años cuando un corte se interpuso entre él y la posibilidad de remontar en las puntuaciones ante su compatriota Daniel Ponce de León.

Jhonny aseguró que GaryRussell es un buen peleador, pero nada del otro mundo, pues intuye que en cuanto siente presión comienza a decrecer en impulso y deja de proponer la pelea. Hasta ese punto quiere llevarlo.

"Un peleador motivado es peligroso, pero cuando no tiene los recursos y cae en la cuenta comienzan los problemas, se frustra y no sabe cómo seguir. Si un peleador como Lomachenko, con dos peleas profesionales pudo hacerle eso, imagina lo que yo podré hacer con más de 60 peleas", adelantó el capitalino.

El pupilo de Beristáin adelantó que el plan de pelea que tienen preparado para la cita lo han venido trabajando desde hace varios meses, por lo que no tendrán mayor problema no solo para imponerse, sino también para aplicarle un nocaut y así evitar que los jueces puedan tomar una decisión controvertida.