Vargas, por fin campeón

Con esta victoria Jessie Vargas se coronó en el segundo intento campeón mundial; mientras que para Sadam Ali significó su primera derrota en el terreno profesional

Vargas celebra tras derrotar a Sadam Ali
Vargas celebra tras derrotar a Sadam Ali (AFP)

Campeche

El peleador mexicano Jessie Vargas logró conquistar la corona mundial welter del Consejo Mundial de Boxeo la noche el sábado en Washington al dar cuenta por nocaut técnico del ex olímpico Sadam Ali.

Vargas logró por fin conquistar el campeonato luego de que en el 2015 cayera en polémico encuentro ante el estadounidense Timothy Bradley en su deseo por conquistar esa misma diadema. Esa noche, el réferi confundió el sonido de la campana con el anuncio de los últimos 10 segundos del duelo y salvó a Bradley de un nocaut seguro que le negó al mexicano la oportunidad de coronarse.

"Fue un peleón. Estoy muy emocionado. Estábamos metiendo golpes precisos y fue cuando entró ese golpe que lastimó a Alí... pero no lo voy a negar temí que se repitiera lo de Bradley y por eso salí así para el siguiente round no quería que se me escapara como se me escapó el otro", dijo el recién coronado campeón que mejoró su foja a 27-1 con 10 KOs.

Vargas inició la contienda con boxeo que complementó con combinaciones llenas de potencia que dejó a una buena distancia a Sadam Ali, pero conforme avanzó la contienda la situación del mexicano comenzó a cambiar y en busca de un golpe que lo convirtiera campeón dejo tomar la delantera a su adversario.

Para el séptimo round las condiciones empezaron a cambiar, pues el mexicano aumentó la presión al punto de que Ali optó por contragolpear y no ser un blanco fijo. La fortaleza de Vargas se reflejó en el octavo cuando con una potente derecha que impactó de lleno la cabeza de Ali lo mandó totalmente desmadejado a segundos de que sonara la campana.

Ali logró incorporarse para escuchar la cuenta de protección y lastimado, sin caminar de manera recta, fue a su esquina donde en el segundo de descanso intentó recuperarse, sin que funcionara.

Para el noveno round, Sadam volvió a visitar la lona en dos ocasiones más, obligando al réferi a detener las acciones a 49 segundos de que terminara el nocaut.

Con esta victoria Vargas se coronó en el segundo intento campeón mundial; mientras que para Sadam Ali significó su primera derrota en el terreno profesional.