Por oportunidad única

Saúl Álvarez regresará a los encordados una semana después de que Mayweather y Pacquiao dejaran mal sabor de boca al fanático del boxeo


Canelo Álvarez
Canelo Álvarez (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Duelo de pegadores, estilos aguerridos, el bálsamo que podrá sanar el hueco que dejó el resultado entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, los dos mejores boxeadores libra por libra del mundo.

Este sábado en el Minute Maid Park de Hosuton, Saúl Canelo Álvarez, uno de los peleadores que mejores ventas tiene, encara la oportunidad de redimir una carrera llena de críticas si obtiene un buen resultado y da el espectáculo que los fanáticos esperan de una noche de boxeo.

Canelo, quien perdió la calidad de invicto en 2013 al caer ante Mayweather, se medirá al noqueador texano James Kirkland en duelo a 12 rounds y sin título de por medio. Sin la ventaja de la juventud de su lado, el mexicano enfrentará a un peleador que arrastra una larga inactividad, pero que desus 33 encuentros solo ha perdidouno, por la vía del nocaut.

“Esta fecha es muy importante y la pelea peligrosa, Kirkland esun gran rival, esta pelea es muy importante y por eso me preparé a fondo”, dijo el tapatío que pelea en esta fecha conmemorando el 5 de mayo, importante para los mexicanos en Estados Unidos.

El tapatío sale de una lesión en el tobillo que lo tuvo fuera de los encordados desde julio pasado y se espera que tenga una pelea complicada por el poder de puños de su oponente.

“Kirkland es un peleador muy peligroso, es fuerte y va para adelante. Trabajamos muy duro ahora que la lesión desapareció y con la mira puesta en complacer a los fanáticos”, abundó. El ex campeón mundial superwelter del Consejo Mundial de Boxeo, de 24 años, tiene todo para acaparar la atención este fin de semana y en sus puños la opción de ganarse ese esperado encuentro ante el boricua Miguel Ángel Cotto que no se dio en diciembre pasado.

LANZA ADVERTENCIA

Ann Wolfe, ex campeona mundial y ex entrenadora de Kirkland, levantó la voz para pedir a su pupilo que no se confíe y despliegue toda la artillería ante Saúl Álvarez.

“Ese pelirrojo sabe cómo pelear, se ha enfrentado a peleadores de nivel y ha dado batalla”, dijo la entrenadora, que mantenía un récord invicto junto al norteamericano.

La texana de 44 años, quien por años estuvo a cargo de James, aseguró que más allá de sus diferencias, espera que su ex peleador llegue no solo con una buena preparación física, sino con un plan de combate que le permita doblegar al mexicano, quien solo tiene una derrota en su récord profesional.

El peleador zurdo de 31 años regresa al ring luego de una ausencia de 17 meses, y de dejar en el pasado varios problemas con a ley que le impidieron calzarse los guantes.

“No será un problema el haber estado lejos del ring, pues mi entrenamiento fue muy bien. He esperado por este momento mucho tiempo y por eso trabajé para llegar en las mejores