Golovkin noquea a Lemieux; acumula 21 nocauts al hilo

El campeón mundial kazajo logró unificar dos de los principales títulos de peso medio en Nueva York con un claro nocaut



Gennady Golovkin (izquierda) derrotó a David Lemieux (derecha)
Gennady Golovkin (izquierda) derrotó a David Lemieux (derecha) (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

El peleador kazajo Gennady Golovkin demostró superioridad al acabar con el reinado del canadiense David Lemieux la noche del sábado en el Madison Square Garden de Nueva York y unificar las diademas de la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y el interinato del Consejo Mundial de Boxeo con un nocaut en ocho rounds.

En un duelo de pegadores, donde ambos superaban el 80 por ciento de probabilidades de nocaut, la diferencia la marcó el peleador oriental con mejores movimientos, cortes de ring y manejo de distancias que eventualmente llevaron al referi a detener las acciones para proteger al norteamericano.

Dije que esta es una pelea era muy importante, porque quería dar a mis fans una gran pelea y cumplí. David Lemieux es un gran peleador, muy fuerte. Pero demostré que puedo boxear, no solo soy un ponchador loco”, dijo el peleador que de sus 34 victorias ha dado cuenta de 31 por la vía rápida.

Mesurado y haciendo un buen uso de su jab y combinaciones elaboradas, Golovkin logró dominar a un canadiense que aunque tuvo su mejor versión durante el sexto round, no fue suficiente.

Golovkin trabajo un uppers, volados y ganchos al hígado que eventualmente le abrieron el camino a la victoria e incluso lo llevaron a fracturarle la nariz al candiense en el séptimo round.

El desenlace de la pelea llego en el octavo round, mientras Golovkin buscaba acorralar al canadiense y una combianción de derecha, izquierda y gancho abajo dejó muy lastimado a Lemieux, quien no se pudo recuperar de una caída en el round previo. Viendo la cantidad de castigo el referi decidió parar las acciones y dar la victoria al kazajo a minuto y medio de que acabara el episodio.

Quiero hacer historia, una nueva historia. Quiero seguir dándole a mis fanáticos grandes peleas, pero no soy hombre de negocios y para cerrar una pelea con el Canelo o Cotto le tocará a mi promotor”, finalizó GGG.

Se impuso la clase

El referi Benji Estevez se apiadó del hawaiano Brian Viloria y luego de verlo ser castigado de manera sistemática durante siete rounds decidió detener las acciones a siete segundos de culminar el noveno round.

“Esta pelea fue muy dura. La verdad que gracias a Dios todo salió muy bien. Viloria fue un muchacho muy fuerte que aguanta demasiado”, reconoció el campeón mundial Román González que la noche del sábado defendió la corona mosca del Consejo Mundial de Boxeo y conservó la calidad invicto.

Luego de dos intensos primeros rounds en los que Viloria decidió dejar el estudio para otro momento, el peleador nicaragüense comenzó a cobrar seguridad para el tercero y poco a poco fue minando a su retador con una excelente estrategia en la que la mano izquierda y los uppercuts fueron clave.

“Mi esquina me mandó a pegarle abajo, cortarle las piernas y funcionó. Estoy bien contento con lo logrado esta noche, pero se dio por Dios, por él estoy aquí”, dijo el peleador que hizo un muy buen trabajo con la mano izquierda y lo supo complementar con ángulos, espacios en el ring y combinaciones que lo llevaron a convertirse en su quinto verdugo.

Con esta pelea el Chocolatito mejoró su foja a 44 victorias en el terreno profesional. 

“Sin duda Chocolatito es el rival más duro al que he enfrentado, es muy preciso y habilidoso. Me ganó bien”, reconoció el ex campeón mundial y ex olímpico estadounidense.