Regresó la pesadilla

En su reaparición, Gennady Golovkin expone su cetro ante Dominic Wade

Gennady Golovkin
Gennady Golovkin (AP)

Ciudad de México

Con 21 nocauts al hilo y 14 defensas de su campeonato, todas terminadas por nocaut, además de un récord invicto, el kazajo Gennady Golovkin ha construido una imagen de peleador imparable, que lo ha relegado de pleitos ante grandes nombres y este fin de semana no será la excepción, enfrentará al estadunidense Dominic Wade en el Forum de Inglewood, California.

Dueño de las coronas absolutas de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), así como del campeonato interino del Consejo Mundial (CMB), GGG subirá al ring en busca, más que de una victoria, de orillar a los grandes nombres a enfrentarlo.

"Me preguntan por qué enfrento a Wade y la respuesta es sencilla, como campeón tengo compromisos que debo cumplir, sino, puedo perder mis títulos. Dominic, al igual que yo, se abrió paso en las clasificaciones y se ganó su lugar, así que merece la oportunidad", declaró el kazajo, quien entrena bajo las órdenes del mexicano Abel Sánchez.

La meta de Gennady es cerrar un duelo con el campeón mexicano Saúl Álvarez, quien ostenta la faja absoluta del CMB desde noviembre, pero las negociaciones hasta ahora no han avanzado de la manera esperada, por lo que planea mandar un mensaje claro al tapatío.

"Wade no es tan sencillo como piensan, tiene una buena experiencia como amateur, será una pelea difícil para nosotros, haremos el trabajo y dejaremos la pelota del otro lado de la cancha, será el turno de Canelo", dijo Golovkin, quien va en busca de mejorar su marca profesional a 35 triunfos, sin derrotas ni empates.

En su última salida, Golovkin venció en ocho rounds al estadunidense David Lemieux para defender las tres diademas; en el caso del invicto Dominic Wade, éste se mantuvo como retador al rescatar una victoria por decisión dividida ante el ex campeón australiano Sam Soliman en junio del año anterior en Washington.

"Sé que nadie piensa en mí como un rival complicado, pero voy por la sorpresa, a dejar en shock al mundo del boxeo", dijo el retador norteamericano, quien acumula gran experiencia como peleador amateur y que hasta ahora marcha invicto en el terreno profesional en 18 encuentros.