No le duraron a Golovkin

Sin un rival a la altura, Gennady Golovkin retuvo las coronas absolutas medias de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional de Boxeo.

Gennady Golovkin retiene coronas absolutas de la AMB tras vencer a Dominic Wade
Gennady Golovkin retiene coronas absolutas de la AMB tras vencer a Dominic Wade (AP)

Ciudad de México

Cinco minutos 37 segundos duró el estadounidense Dominic Wade como retador del monarca Gennady Golovkin la noche del sábado en el Foro de Inglewood, California.

Sin herramientas y mucho menos una estrategia, Wade se paró a intercambiar golpes desde el campanazo inicial y pagó con tres caídas - en menos de seis minutos - la afrenta.

Usando ritmo y cambio de velocidades, Golovkin pudo colarse en la guardia del peleador que ayer perdió su calidad de invicto y de paso fracasó en su deseo de coronarse campeón

"Mi actuación fue muy buena, estaba bien el tiempos, en la forma de pelear... pero quería que durara más", dijo GGG al terminar el duelo. "Al primer round sabía que podía acabarlo, por eso en el segundo le di oportunidad de que se recuperara, pero me di cuenta que no era para este nivel".

Ignorando los golpes por debajo del cinturón y sin caer en los amarres que Wade buscó desde el primer minuto de duelo, Golovkin trabajo en conectar al peleador en rostro y zonas blandas hasta que logró mandarlo a la lona. Mareado, pero con determinación Wade se levantó sólo para escuchar la campana que lo mandó al descanso entre el primer y segundo round. Los últimos dos minutos de pelea fue la repetición del primer round.

Ahora tras superar su compromiso, GGG lanzó una amenaza directa al campeón mexicano Saúl Álvarez:

"Claro que quiero pelear con él (Canelo). Soy el campeón, quiero pelear con él, pero si él no quiere que me dé mi título y ya. Él es campeón de las 160, no iré por él a las 155 por nadie. Si Canelo no está listo, iré por la unificación con Billy Joe Saunders y luego le quitaré el título", sentenció.

Chocolatito domina

El multimonarca nicaragüense Román González retuvo la corona mosca del Consejo Mundial de Boxeo al imponerse al tozudo boricua McWilliams Arroyo la noche del sábado en Inglewood.

El centroamericano logró mantener una hegemonía desde el primer campanazo hasta el final, a pesar de que en momentos Arroyo lograba meter buenos embates que si bien no lo ayudaron, al final de la noche le sirvieron para poder cortar la racha de nocauts que tenía Chocolatito González.

McWilliams, quien no pudo trabajar debido a que el campeón rompió varias veces el ritmo de la pelea para salir beneficiado, se convirtió el segundo peleador en cuatro años en llevar al monarca a recorrer toda la vía. El peleador que lo logró en el 2012 fue el mexicano Juan Francisco Estrada.

"Fue una pelea muy complicada, dije que sería una buena pelea y así fue. McWilliams es un chico con mucho talento y evitó el nocaut moviéndose mucho. Ya lo tenía listo", reconoció el nicaragüense.

Al final de los 12 episodios en los que la proporción de castigo era uno de Arroyo contra tres de González, el campeón se llevó las tres tarjetas por 119-109, 119-108 y 120-108 para mejorar su récord invicto a 44-0 con 38 KOs.

Nonito luce ante su gente

El peleador filipino Nonito Donaire retuvo la corona mundial supergallo de la Organización Mundial de Boxeo al noquear en apenas tres rounds a su retador, el húngaro Zsolt Bedak.

Ante más de 25 mil asistentes, en el Ceby City Sports Complex, Filipino Flash hizo gala de sus cualidades y propinó la segunda derrota en el terreno profesional al húngaro que tenía seis años sin derrota.

De manos rápidas y con presión, el oriental que recuperó la calidad de campeón en diciembre sometió a su rival con combinaciones e incluso llegó a jugar con él durante varios minutos.

Bedak no tuvo nada que hacer ante el filipino y ayudó a que el cuatro veces campeón mundial mejorara su récord a 37-3 con 24 nocauts.