Peligro latente

Gennady Golovkin reaparece este sábado, y lo hará ante Willie Monroe, que representa riesgos y pocos beneficios


Gennady Golovkin
Gennady Golovkin (AP )

Ciudad de México

Gennady Golovkin quería estar activo en 2015, pero no contaba con que la mayor parte de los mejores exponentes de su división preferirían evitarlo.

El único peleador que levantó la mano fue el neoyorquino Willie Monroe Jr., segundo clasificado mundial de la Asociación Mundial de Boxeo.

Este fin de semana en el Foro de Inglewood, California, el de Kazajistán pondrá en juego su calidad de monarca invicto en peso medio y la racha de nocauts que mantiene desde 2008, en la que ha logrado dejar fuera de combate a todos sus rivales antes de que superen los 36 minutos de pelea, y a 14 antes de los 15.

“Willie Monroe es un zurdo muy hábil y su estilo representa un reto para mí, era lo que buscaba, quería peleas demandantes que los fanáticos pudieran disfrutar, mientras doy un buen espectáculo. Se habla mucho de mi fuerza, y me alegra, es por el trabajo que hago en el gimnasio”, declaró el nativo de Karaganda, quien sostuvo su última pelea en febrero pasado ante el inglés Martin Murray, alto contendiente mundialista, a quien noqueó en 11 rounds.

Con pleitos ante el británico, Daniel Geale o Matthew Macklin, el medallista olímpico de plata en Atenas 2004 ha demostrado ser un peleador ofensivo de grandes cualidades, con poder de puños y resistencia en la mandíbula, lo que lo ha posicionado entre los mejores peleadores libra por libra, luego de acumular 13 defensas seguidas de su campeonato.

Además, 'GGG' cuenta con un buen juego de piernas y trabajo de mano izquierda, concretamente el jab, que lo ayuda a reducir el espacio de sus contrincantes, para así acorralarlos y acabarlos con su pegada; hasta ahora le ha resultado infalible.

“Por esta oportunidad he peleado toda mi vida, quiero mostrar quién es el mejor del mundo y ese soy yo. Mientras otros buscan excusas para no enfrentar (a Golovkin), lo busqué porque tengo muchas razones para ganarle”, sentenció Willie Monroe Jr., quien va por su primera posibilidad mundialista, con 28 años de edad.

Con su guardia zurda y una impecable carrera como amateur, el oriundo de Rochester llega para hacer frente al boxeador que nadie quiere encarar, en una búsqueda de una puerta por la cual colarse a un nivel superior en el deporte.

Monroe Jr. llega a esta cita para hacer gala de su astucia y lucir su jab, golpes a velocidad, aunque la falta de pegada lo pone en desventaja ante un peleador que no ha conocido la derrota en nueve años.

La única caída que Monroe tiene en su carrera profesional fue hace cuatro años por decisión dividida ante Darnell Boone, un rival que conquistó importantes triunfos ante los campeones libra por libra Adonis Stevenson o Andre Ward.

“Estoy ansioso por que suene la campana, esta pelea es en lo que estoy enfocado, quiero dar un gran show, lucir, y para eso tengo que estar enfocado en lo que tengo enfrente”, finalizó Golovkin.

El kazajo descartó hablar de la posibilidad que hay después de esta pelea para enfrentar al boricua Miguel Ángel Cotto o al mexicano Saúl Álvarez.