Buscará demostrar el músculo

Pedro Guevara va por la segunda exposición del campeonato mundial que conquistó apenas en diciembre y no teme por lo que pueda enfrentar con Ganigan López, su retador obligatorio

Ganigan López y Pedro Guevara se verán las caras hoy en Mazatlán
Ganigan López y Pedro Guevara se verán las caras hoy en Mazatlán (ALMA MONTIEL/CMB)

Ciudad de México

Pedro Guevara no teme por su reinado, aunque sabe que Ganigan López cuenta con más lona recorrida, confía en que su calidad lo sacará adelante este sábado en la segunda exposición de la corona minimosca del CMB.

El campeón mazatleco de 26 años buscará defender el campeonato que conquistó en diciembre al destronar al japonés Akira Yaegashi.

"No tengo nervios, estoy emocionado, porque sé lo afortunado que soy al poderme presentar como campeón ante mi gente; no todos los monarcas tienen esa fortuna, es un gran compromiso", señaló a La Afición.

Con una diferencia de edad de siete años, Pedro Guevara insiste en que él también cuenta con experiencia suficiente para dar un combate emocionante y además retener el título.

"Me han dicho que Ganigan tiene mucha experiencia, pero yo también. Viajé a Japón y noqueé en siete rounds a mi rival, he defendido mi cinturón y seguiré haciéndolo, porque no he dejado de crecer como peleador", explicó.

Para Guevara, el pleito ante el zurdo López representará el número 28 como profesional, etapa en la que presenta una foja de 25 triunfos, una derrota y un empate:

"Obviamente, López es un gran reto, pelear con un zurdo es mucho más complicado, además de buscar adaptar los estilos, deberé ser cuidadoso con los cabezazos y los golpes en rodillas y espinillas", agregó. Guevara realizó todo su campo de entrenamiento en el Estado de México, y considera que tiene todas las herramientas.

"Es bueno, peligroso como cualquier retador, pero le he visto fallas, aunque preferiré hacerlas evidentes en la pelea, una de sus mayores ventajas es el hambre, eso le da una motivación grande, la tendré que aplacar", señaló.

Ganigan, quien tiene 12 años como profesional y está ante su primera oportunidad mundialista, aseguró que el lustro que esperó por este momento valió la pena:

"El camino ha sido largo, pero tengo voluntad, aguanté con paciencia y los frutos están aquí, me emociona y, sobre todo, ya estoy desesperado por subir y saber qué pasará. Sé que tengo calidad para destronar a Guevara y voy por un nocaut, no quiero dejar dudas", sentenció el púgil, quien tiene cinco derrotas en su haber, la última en 2012, cuando cayó por nocaut técnico en dos episodios ante el filipino Denver Cuello.

Ganigan reconoció que esta podría ser su última oportunidad de concretar el sueño de ser campeón mundial, por lo que aseguró que subirá al ring en Mazatlán "a ganar o morir".

CARMONA, POR UN PASO MÁS

El capitalino David Carmona y el filipino Warlito Parrenas sostendrán esta noche un duelo en el que se pondrá en juego el campeonato interino supermosca avalado por la Organización Mundial de Boxeo, en Hermosillo, Sonora. El Severo Carmona llega dispuesto a frenar a Parrenas y así convertirse en retador obligatorio del monarca absoluto, el japonés Naoya Inoue.

Carmona compartirá cartel con Ramón Álvarez, hermano del Canelo, y con el ex campeón Hernán Tyson Márquez.