Sin temor a Crawford

Gamboa buscará convertirse en el doble campeón universal en su categoría 

Yuriorkis Gamboa
Yuriorkis Gamboa (Especial)

Ciudad de México

Aun día de que suba al ring para disputar el segundo campeonato mundial de su carrera, la calma está del lado de Yuriorkis Gamboa.

Este fin de semana, El Ciclón de Guantánamo, quien en el 2004 ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas y más tarde tuvo que vender su presea para ayudar a su familia, seguirá con su camino en el terreno profesional y retará al estadunidense Terrence Crawford por el fajín ligero de la Organización Mundial de Boxeo.

"Estoy ansioso de volver, sobre todo después de un año de ausencia. Entrené al máximo para que ese tiempo fuera no me afectara en el desempeño. Crawford es un peleador joven con mucho impulso y sé que no dará una pelea sencilla, pero hay confianza en el trabajo que hice", dijo a La Afición el peleador que aseguró no estar preocupado por arriesgar su récord sin mancha que mantiene en 23 triunfos, 16 nocauts, desde su debut en 2007.

Diez centímetros más pequeño y mucho más liviano, Yuriorkis buscará imponer su estilo cubano — lleno de técnica y contragolpeo— a un estadunidense que busca la primera defensa del campeonato ante su gente en Omaha, Nebraska.

"Desde que debuté siempre he sido el más bajito, en relación a mis rivales, así que no creo que eso me afecte. Sé cómo debo ajustarme a mi plan de pelea. Simplemente, esto es algo con lo que he lidiado desde amateur y ya dejó de ser un punto en contra", abundó.

Gamboa Toledano, de 32 años de edad, expresó que la tranquilidad que siente se debe a la experiencia acumulada, no sólo en el terreno de paga.

De destronar este fin de semana a Crawford, Yuriorkis será doble monarca universal, ya que desde 2009 hasta 2011 fue campeón absoluto pluma, avalado por la Asociación Mundial y de la Federación Internacional de Boxeo, además de que ostentó las diademas interinas superpluma y ligera de la AMB.

"Yo quería enfrentar a Mikey García, pero Terrence Crawford está bien para empezar. Tengo muchos planes y Crawford no me va a detener en mi objetivo de alcanzarlos. Será una buena pelea y planeo disfrutarla", finalizó.