¿Se acabó el efecto Roach?

Freddie Roach, considerado uno de los mejores entrenadores del mundo, atraviesa una época difícil con sus peleadores fracasando en los grandes escenarios

Los pupilos de Freddie Roach que han perdido
Los pupilos de Freddie Roach que han perdido (Agencias )

CIUDAD DE MÉXICO

A guerrido ex boxeador y agudo entrenador, el estadunidense Freddie Roach se ha caracterizado por marcar una diferencia en la esquina de grandes peleadores, pero a últimas fechas pareciera que la suerte lo ha abandonado, pues luego de haber superado un desastroso 2012, sus nombres más pesados han vuelto a caer con dolorosas derrotas.

El último descalabro para el norteamericano fue el sábado en Montreal, Canadá, cuando el ruso Sergey Kovalev lo obligó a detener la pelea que sostenía ante el canadiense Jean Pascal; esa noche salieron del Centre Bell con nocaut técnico en el récord.

Roach escaló a la cima del boxeo con el ilipino Manny Pacquiao, a quien no solo convirtió en el terror de las divisiones pequeñas, también lo guió a conquistar siete divisiones, lo que ningún peleador ha logrado.

La única figura que hasta ahora le ha traído calma a Roach (que se ha llevado la distinción de entrenador de 2003, 2006, 2008, 2009, 2010, 2013 y 2014) es el ucraniano Viktor Postol, quien gracias a un boxeo complicado de descifrar, venció al argentino Lucas Matthysse con un sorprendente nocaut en 10 rounds.

La Aición presenta un recuento de las principales iguras del entrenador y los resultados que obtuvieron juntos. 

MANNY PACQUIAO

FILIPINO 57-6-2, 38 KO 14 AÑOS CON ROACH

Luego de una mala racha en 2012, cuando fue noqueado por Juan Manuel Márquez, el filipino Manny Pacman Pacquiao recuperó el camino con victorias sobre Brandon Ríos, Tim Bradley Jr. y Chris Algieri, pero volvió a caer en mayo del año pasado al ser vencido por decisión unánime por Floyd Mayweather.

Esa noche, la velocidad, la puntería y la estrategia quedó en el olvido. Pacquiao regresará en abril al ring para cerrar una trilogía con Bradley, se proyecta que sea la última pelea del peleador con mayor renombre de la escuadra de Roach.

AMIR KHAN

INGLÉS 31-3, 19 KO 4 AÑOS CON ROACH

El ex olímpico inglés decidió abandonar al entrenador californiano en 2012, después de sufrir dos derrotas consecutivas. El primer descalabro llegó ante el estadunidense Lamont Peterson en 2011 por decisión dividida y en 2012 frente al boricua Danny García fue noqueado en apenas cuatro rounds.

Luego de una guerra de declaraciones nutrida y extensa, el inglés decidió buscar fortuna junto al entrenador estadunidense Virgil Hunter. Ahora King Khan será el siguiente rival de Saúl Álvarez el 7 de mayo.

MIGUEL ÁNGEL COTTO

PUERTORRIQUEÑO 40-5, 33 KO 2 AÑOS CON ROACH

En busca de encontrar una nueva motivación en el deporte, el boricua se acercó a Roach en 2013, luego de hilar dos derrotas ante Floyd Mayweather y Austin Trout.

Después de varios meses de trabajo, con tres victorias consecutivas, todas por la vía del nocaut, una nueva versión de Miguel Ángel Cotto emocionó a los fanáticos.

La racha se cortó en noviembre pasado, cuando el campeón isleño perdió la diadema de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo ante Saúl Canelo Álvarez; por el momento no tiene fecha asignada.

JULIO CÉSAR CHÁVEZ JR.

MEXICANO 49-2-1, 32 KO 1 AÑO CON ROACH

Las inconsistencias en un entrenamiento lleno de irregularidades llevaron a esta dupla al fracaso que fue coronado con la derrota del sinaloense ante el argentino Sergio Martínez en 2012.

Junto a Roach, Chávez Jr. logró una de sus mejores actuaciones ante Andy Lee en 2012. Luego de varios cambios, en 2015, tras perder ante el polaco Andrzej Fonfara, Chávez Jr. decidió mudar su esquina con Robert García, dupla que venció a Marco Reyes y Nacho Beristáin. Julio aguarda por cerrar un duelo ante Badou Jack por título supermedio.

JEAN PASCAL

CANADIENSE 30-4-1, 17 KO 4 MESES CON ROACH

En una búsqueda desesperada por recobrar las coronas mundiales que perdió ante el ruso Sergey Kovalev, Jean Pascal recurrió a Roach hace poco más de medio año, para salir de la mala racha.

A pesar del trabajo durante la preparación, Pascal no pudo hacer nada por detener la debacle y tuvo que soportar que Roach detuviera la contienda antes de salir al octavo capítulo.