La ocasión perfecta para los Mayweather

Tanto Floyd Mayweather Sr. y Flod Mayweather Jr. unieron fuerzas y ahora se encuentran en el mismo equipo de trabajo, para que el Money pueda vencer a Manny Pacquiao

Floyd Mayweather Sr., padre de Floyd Mayweather Jr.
Floyd Mayweather Sr., padre de Floyd Mayweather Jr. (Especial)

LAS VEGAS, Estados Unidos

Años de resentimiento y pleitos abiertos han quedado atrás. Ahora Floyd Mayweather Sr. y Jr. unieron fuerzas para intentar fracturar a Manny Pacquiao, en un duelo que ellos consideran que no es tan complicado como parece. Floyd Mayweather Sr., quien se considera el desarrollador de esas habilidades que llevaron a Money al estrellato, regresa a la esquina de su hijo para enfrentar al número dos del mundo en un pleito que podría catapultarlo – a sus 63 años – como el mejor entrenador del momento.

El ex peleador que llegó para ocupar el lugar de su hermano, Roger Mayweather -quien por razones de salud tuvo que abandonar la esquina –, habló de que el hecho de que Manny Pacquiao tenga cinco derrotas profesionales es muestra suficiente de que el filipino ya conoce un camino que su hijo no ha transitado: el de la derrota.

“Estoy tan feliz, tanto como se pueda estar, pues vamos a demostrar al mundo lo que llevamos diciendo por años. Mostraremos que Pacquiao no está al nivel que mi hijo y que no es el mismo después de ese nocaut de (Juan Manuel) Márquez. Nuestra meta es obligarlo a decir que ya no quiere nada más”, comentó el entrenador que ha sido reconocido por el World Boxing Hall of Fame en tres ocasiones.

Siguiendo la lógica que expresó, Floyd Sr. argumentó que esta pelea no es de gran complejidad, pues el estilo de su hijo es mucho más reinado y efectivo que el del último verdugo de PacMan, el mexicano Juan Manuel Márquez, a quien venció con notable facilidad en 2009.

“No hay peligrosidad en Pacquiao, nada más hace falta ver cómo cayó (en ese entonces). Freddie Roach es una broma como entrenador. No creo nada de que traigan esa estrategia (especial) que los va a llevar al triunfo. Mejor que se enfoquen en evitar los calambres de las piernas”, sentenció concierta malicia.

 Tanto Floyd como su padre han descartado que su estrategia se base por completo en las complicaciones en las piernas que afectan al peleador filipino pasando el sexto round, pero sin duda será un elemento que explotarán moviéndose por todo el ring para que el castigo se haga mucho más intenso.

“Nunca he estado asustado por que Floyd enfrente a Pacquiao. Para mí solo es una pelea y él un oponente más. Freddie Roach no tiene idea de lo que está hablando. Roach habla de mi hijo, de Roger y su esquina, pero no quiere al maestro en la esquina. Así es. Él sabe lo que hará el maestro desde su esquina. El maestro, desde su esquina le pedirá a Floyd que haga cosas que Roach no ha visto jamás”, sentenció.

El trabajo

Floyd Mayweather Sr. habla de hacer daño de verdad, inclusive buscar ese nocaut que a Money se le ha negado por años, ocho si se elimina el duelo con Víctor Ortiz. Con elusividad, rapidez y astucia pretenden dominar a un peleador que ha mostrado velocidad, pero para ellos, no la necesaria.

Ahora como entrenador, Floyd Sr. reconoce que su hijo tiene mayor pegada y lograran evitar lo que por años 47 peleadores han intentado. Éso sí, admitió que si Pacquiao consigue en algún momento vencer a su hijo “sería enorme”; la razón le asiste.