A imponer experiencia

A los 50 años de edad y a los 26 como boxeador, Bernard Hopkins buscará finiquitar su asunto con Sergey Kovalev

 Bernard Hopkins
Bernard Hopkins (AP)

Ciudad de México

Mientras figuras del deporte como el ex campeón inglés Lennox Lewis, el defensivo de la NFL Rod Woodson o el basquetbolista Scottie Pippen ven el deporte ya retirados, el boxeador estadunidense Bernard Hopkins, el campeón mundial más viejo de la historia, prepara su pelea por campeonato mundial 31.

"Soy de otro planeta, no en el sentido raro o feo, sino que sé que no soy igual a los seres humanos con los que convivo a diario", señaló el campeón más longevo de la historia, que tiene 49 años y nueve meses.

Hopkins, quien cambió recientemente su apodo a El Alien, se encuentra en pleno entrenamiento para reaparecer el 8 de noviembre ante Sergey Kovalev, peleador ruso 18 años menor que él y actual poseedor de las diademas semicompletas de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional.

Ante Krusher Kovalev, Bernard planea unificar la diadema de la Organización Mundial de Boxeo que el europeo conquistó en agosto de 2013.

"He visto tantas cosas en el boxeo, su evolución. Son casi 30 años en el ring, no hay nada con lo que Kovalev me pueda sorprender. ¿Fortaleza? He enfrentado boxeadores fuertes. ¿Rapidez?, también lo he hecho. Me estoy preparando para cualquier cosa, pues sé cómo resolver cualquier problema", declaró Hopkins, quien en 26 años y 65 encuentros profesionales de carrera profesional solo ha sido superado en seis ocasiones, ninguna de ellas por nocaut.

El norteamericano, quien hace un par de años empezó a experimentar los cambios de la andropausia, se dijo consciente de estar escribiendo historia y no planea detenerse.

"Tendrán que estar atentos a lo que haga, pues pasarán muchos años para que puedan ver a alguien que haga algo parecido a lo que logré", sentenció.

A pesar de la historia y experiencia que arrastra su rival, Kovalev asegura estar tranquilo y enfocado en una cosa: "Vencer a Hopkins rumbo al retiro".

El peleador de 31 años habló de respeto a Bernard en relación con su trayectoria, pero recalcó que es hora de que deje ese espacio a peleadores que le inyecten cosas nuevas y emoción a la categoría.

"Hopkins fue un gran campeón, pero llegó la hora. Ha dado grandes peleas y enfrentado a los mejores, pero a nadie como a mí. Es una de las peleas que había estado buscando, pues tiene lo que quiero: los títulos", remarcó, y aclaró que no entrará en los juegos mentales del veterano.

"Si Kovalev va a venir a decir que no ganará por los juegos mentales, eso es una vil excusa. Que se plante, ya veremos quién tiene más cualidades", contestó El Alien.