Escándalo en rueda de prensa calienta pelea entre Klitschko y Pulev

Ambos debían ofrecer hoy, como es habitual, una conferencia de prensa conjunta en un hotel en la ciudad alemana, pero Klitschko terminó compareciendo solo tras una discusión.

 Vladimir Klitschko y la silla vacía que debía ocupar Kubrat Pulev
Vladimir Klitschko y la silla vacía que debía ocupar Kubrat Pulev (AFP )

HAMBURGO

El boxeador ucraniano Vladimir Klitschko y el retador búlgaro Kubrat Pulev calentaron hoy la previa del combate del sábado en Hamburgo al protagonizar un insólito escándalo en la rueda de prensa previa.

Ambos debían ofrecer hoy, como es habitual, una conferencia de prensa conjunta en un hotel en la ciudad alemana, pero Klitschko terminó compareciendo en soledad tras una infantil discusión.

Todo comenzó cuando el mánager de Klitschko, Bernd Bönte, advirtió al séquito de seis personas que acompañaban a Pulev de que no podrían participar en la conferencia, ya que el contrato permitía un máximo de tres.

"Todos o ninguno", respondió Pulev, que no aceptó las condiciones y aseguró y dejó a Klitschko sólo en la rueda de prensa.

"Espero no boxear el sábado contra mi sombra", dijo el ucraniano de 38 años a los periodistas. "Pero cuando haya una bolsa de 1,4 millones de euros seguro que aparecerá", lanzó Klitschko que recibirá 5,6 millones de euros (unos 7,3 millones de dólares) por el combate.

"A Pulev su equipo le está lavando el cerebro. Alguien piensa por él y él no lo hace por sí mismo", agregó el campeón defensor.

Pulev, de 33 años, respondió indignado. "Esto parece un jardín de infantes. Es una estrategia psicológica".

El promotor alemán Kalle Sauerland, en tanto, se mostró preocupado por el ambiente generado. "Si algo así pasó ahora, ¿qué puede pasar en el ring? Tenemos cada año de 15 a 20 eventos en distintos países, pero una discusión así no hubo nunca".

Klitschko defenderá ante Pulev sus coronas de los pesos pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El ucraniano intentará lograr además su décimo séptima consecutiva ante un Pulev que llega invicto en 20 combates como profesional. La pelea, prevista para septiembre, debió ser reprogramada por una lesión de Klitschko.