"Reconozcan que soy cabrón": 'Terrible' Morales

El Terrible regresará a Monterrey para pelear, luego de cuatro años de no presentarse ahí, y luego de un año y cinco meses de la última vez que se calzó los guantes

Érik Morales
Érik Morales, boxeador (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El sábado 22 de marzo, Érik Morales pondrá en la línea un legado demás de dos décadas. Ese día, el tijuanense subirá al ring para enfrentar a Jorge Maromerito Páez, un boxeador 11 años menor.

El Terrible regresará a Monterrey para esa pelea, luego de cuatro años de no presentarse ahí, y luego de un año y cinco meses de la última vez que se calzó los guantes para una función, cuando cayó en Nueva York con Danny García en cuatro asaltos.

Enfrentar al hijo del excampeón mundial Jorge Maromero Páez es una prueba de fuego para programar el que ha sido. un aplazado retiro.

“Muchos tienen dudas de lo que yo sé que puedo hacer en el ring, incluso a mi propia gente y en el gimnasio se los he demostrado. Perdón por lo que voy a decir, pero cuando me piden que haga una actividad y la hago fácilmente, siempreme burlo y les digo: ‘reconozcan que soy cabrón’, y me la ponen más difícil, pero eso me da la seguridad de decir que me siento muy bien, y de que llegaré al cientopor ciento”.

Morales tiene en su carrera 61 peleas, desde 1993 hasta 2012, mientra su joven contrincante acumula 43 apariciones como profesional, en una trayectoria que inició en 2005.

Para este duelo, Morales se prepara en las montañas del Estado de México, en Temoaya, bajo las órdenes de su hermano Diego Morales, quien también fue monarca mundial. Ahí espera permanecer hasta una semana antes del duelo.

¿Por qué Jorge Páez Jr.? ¿Por qué unpeleador de otra generación?

Esto es algo nuevo. Cambié de empresay elegí al Maromerito como rival, pueshay que echar mano de lo que hay. Es unpeleador que la gente reconoce, conocensu nombre. Se ha mantenido bien ensus últimas peleas, no ha perdido enlos últimos cuatro o cinco años. Vienencosas buenas, porque quiero terminarmi carrera en grande. Fueron tres títulosdel mundo, batallas importantes, históricasy un legado fuerte. No tiene porquéterminar de manera sencilla.

Una derrota podría poner todos los planesen riesgo, ¿estás consciente de eso?

Sí, estoy consciente de los riesgos. Es unpeleador joven, fuerte y con ganas, perola experiencia, el esfuerzo, el trabajo, lailusión y todo lo que ha pasado en losúltimos años tienen que brillar. Seránlos factores a mi favor.

¿Qué pasará con tu carrera de dos décadas,si esa noche llegaras a perder anteel Maromerito?

En mis planes está hacer un par depeleas, la despedida en Tijuana y nadamás. Vamos a ganar, eso es lo que tengoen mente en todo momento... Si en unade esas peleas fallara, se acaba todoy habría que valorar si vale la penaregresar a Tijuana a decir adiós. Laverdad, lo tengo todo muy planeado,pero yo sé que uno planea y luego lascosas se descomponen, pero confío enque las cosas van a salir bien. Creo queva a salir todo bien, no veo que (JorgePáez) haya enfrentado a un rival de miscaracterísticas. Se va a desconcertarcon mi velocidad, con la fuerza queuso. Creo que lo voy aplastar despuésdel segundo round.

Esta no es la primera vez que el retiro comienza a rondar tu cabeza. Hace dos años habías mencionado que 2013 sería el año de colgar lo guantes, ¿quépasó?

Lo que pasa es que el año antepasado hablamos del retiro y me pasé todo un año esperando a Televisa. ‘Que sí, que no,que sí, que no”, en eso me la pasé todo ese año. Hablé con ellos, negociamos y negociamos y al final las condicionesno fueron las correctas y preferí aprovecharlas vacaciones, quedarme con mi familia para aprovechar el tiempo que tenía. No lo han podido comprender, no entienden lo que signica el boxeo y lamentablemente atrasaron todos los planes que tenía, eso fue lo que pasó.