Édgar Sosa quiere marcar una diferencia

El ex campeón mundial decidió debutar como promotor y asegurar que quiere cambios en la vida de peleadores de cuatro, seis y ocho rounds 

Édgar Sosa, ex campeón mundial
Édgar Sosa, ex campeón mundial (Mexsport)

Ciudad de México

Como boxeador profesional, el mexicano Édgar Sosa se convirtió en un sólido campeón mundial en la división de los minimosca, y enfrentó a varios de los mejores exponentes en su categoría.

Ahora como promotor tiene la intención de "echarle una mano" a aquellos que se inician en el boxeo y que no cuentan con las oportunidades ni la estabilidad económica para crecer en este deporte.

En entrevista con La Afición, el ex campeón mundial habló sobre sus sueños ahora que recién debutó como promotor y explicó cómo compaginará sus nuevas actividades con su carrera arriba del ring.

"Lo que buscan los nuevosboxeadores es unaoportunidad para lucir yquiero ayudarlos, sé quesaldrán cosas buenas”


"Estoy contento de dar el primer paso con este equipo que formamos, por encima de cualquier cosa está la meta de darle continuidad a las funciones para apoyar a los muchachos que comienzan. Los peleadores de cuatro, seis y ocho rounds son mi prioridad, pues son los que normalmente ocupan solo para rellenar carteleras, si decidí hacer algo es porque son cosas que me pasaron cuando comencé", contó.

"Lo que quiero evitar es que los agarren de una semana para otra, que los lastimen o que los obliguen a bajar de peso con poco tiempo para pelear, cosas que a la larga le pasan factura al cuerpo. He estado en su lugar y sé lo que se siente estar con el compromiso de llevar dinero a casa y tener que aceptar combates en condiciones que no son las adecuadas", reveló Sosa, quien sabe que tiene un gran reto enfrente.

¿De dónde nació la idea de ser promotor, sobre todo ahora que la situación del boxeo capitalino atraviesa por un momento en el que los patrocinios escasean?

Sabemos que el boxeo en la Ciudad de México va a la baja, pero queremos apostar por el talento, hay muchos peleadores con grandes aptitudes y solo están a la espera de una oportunidad; la mayoría de las veces no se les da continuidad a sus carreras y después de una gran pelea se pierden en el intento de lograr algo, porque caen víctimas del abuso de entrenadores, manejadores y promotores que solo buscan su porcentaje y comienzan a aceptar combates con tal de cobrar esa parte.

¿Te tocó estar en una situación como la que narras?

Lo viví de cerca, muchos de mis compañeros se quedaron en el camino, porque con tal de cobrar los exponían a pelear sin preparación y muchos salían lastimados; algunos que conocí y he visto, luego ya no siguieron con su carrera porque terminaron muy lastimados, el cuerpo siempre cobra factura.

¿Qué provocó que decidieras convertirte en promotor?

Desde hace tiempo pensé en hacerlo, quería aportar, pero hasta ahora van acomodándose las cosas: conseguimos un canal de televisión que transmitiera las peleas, nos comenzaron a apoyar unos patrocinadores y estamos trabajando, picando piedra. Los espacios y patrocinios en el boxeo actual son escasos, por lo que uno toca puertas y si se cierran, tendremos que buscar ventanas por donde colarnos, es un buen proyecto que quiero desarrollar.

Como peleador, Édgar Sosa llegó a ser campeón mundial e hiló 10 defensas, enfrentando varias figuras de su división, ahora como promotor, ¿cuál es tu meta?

Igual que cuando uno empieza como peleador, la intención es llegar hasta la cima, es como una escalera, vamos escalón por escalón, poco a poco, más adelante pensaremos en convenios con grandes promotoras o televisoras con mayor alcance, para que a su vez lleguen más patrocinadores.

Y fue más allá, "por ahora, los peleadores que apoyamos son alrededor de seis y buscamos darles un sueldo digno, que les permita concentrarse en el gimnasio y que no tengan que depender tanto de otros trabajos al margen del boxeo. Muchos de ellos ya tienen compromisos en sus casas y no es sencillo, pero sé que podremos lograrlo poco a poco; ya estamos planeando una segunda función para fi­nales de este mismo año".