Edgar Sosa va por la grande

El peleador mexicano espera la oportunidad ante Román 'Chocolatito' González por la diadema mosca

Sosa y Mauricio Sulaimán
Sosa y Mauricio Sulaimán (Érika Montoya)

Las Vegas, Nevada

La espera valió la pena. Edgar Sosa se encuentra a las puertas de una pelea ante el único rival de peso pequeño que completa el top 10 de los campeones libra por libra: el nicaragüense Román González.

En la sesión de peleas mandatorias en la convención del Consejo Mundial de Boxeo, que se lleva a cabo en Las Vegas, se determinó que el ex monarca mexicano podrá medirse al 'Chocolatito' por la diadema mosca.

"Para mí sería un honor. La verdad, una pelea de ensueño pues Román es muy talentoso y el rival a vencer en las divisiones pequeñas", dijo a La Afición el capitalino, quien perdió la calidad de campeón en el 2009 al caer ante el filipino Rodel Mayol por nocaut técnico en dos rounds.

Con dos intentos fallidos por recuperar la diadema (2011 y 2013), Sosa volvería a ir tras el campeonato si las negociaciones con el promotor japonés Akihiko Honda llegan a un buen puerto.

14 MEXICANOS CON ALTA clasificación internacional han caído ante el nicaragüense Román González, quien después de nueve años y 41 encuentros no conoce derrota.

"Ojalá y sí, pues es una muy buena pelea para mí, en la que para ganar tendría que imponer toda mi experiencia. Para enfrentar a un peleador así tendría que tener una gran preparación y hacer una pelea de mucha inteligencia. Aún me siento en forma física para poder hacer un enfrentamiento con él", abundó el capitalino, quien desde su última derrota ha sumado dos victorias a una foja que mantiene en 51 triunfos, 30 nocauts y ocho derrotas.

Sosa señaló que es un gran honor que se le considere en los primeros planos, a pesar de su veteranía (35 años de edad y 14 de profesional), y lo impulsa a rendir el doble para poder mantenerse en su posición.

"Sería un gran enfrentamiento. A mí me encantaría que se llegara a dar, pues sobre el tailandés que se mencionó hoy (durante las mandatorias) son muchos los riesgos y nada de ganancia. No se le conoce", finalizó.

TRAS LOS MEJORES

Román González no quiere ser reconocido como el "matamexicanos", pero sabe que el llevar su récord invicto ante buenos exponentes tricolores lo eleva a un buen estatus, más si las peleas son buenas.

"Gracias a Dios mi paso en el boxeo ha sido muy bueno", dijo al nicaragüense, quien ha vencido a 14 ex campeones o clasificados mexicanos. "Yo tengo muchas ganas de seguir haciendo historia, enfrentar a los mejores y estoy dispuesto a ir hasta donde sea. Por eso entreno fuerte y si Dios quiere me acompañará en este camino", declaró a La Afición el centroamericano, quien conquistó la calidad de campeón del Consejo Mundial en septiembre de este año al dar cuenta del japonés Akira Yaegashi.

Román no descarta tampoco la posibilidad de realizar la revancha ante el sinaloense Juan Francisco Estrada, uno de los mexicanos que en más problemas lo ha metido y ante quien rescató una victoria para llevarse las tarjetas por decisión unánime.