Diego de la Hoya noquea a pupilo de Mosley

El boxeador suma 14 triunfos en su carrera, de los cuales ocho fueron por la vía del nocaut

LAS VEGAS, Nevada

El invicto mexicoamericano Diego de la Hoya conservó la calidad de invicto luego de noquear en siete rounds al californiano Rocco Santomauro.

En un duelo donde hizo gala de su poder de puños y estilo técnico, el sobrino del ex campeón mundial, se abrió el camino al triunfo al manejar distancias y usando los ganchos como principal arma, que se colaron sin problemas entre la guardia del californiano.

Al segundo round un potente recto de derecha al rostro del pupilo de Shane Mosley lo mandó a la lona visiblemente lastimado, pero logró recuperarse para extender su agonía cinco rounds más.

El referi tuvo que detener las acciones al minuto y 15 segundos del séptimo round al ver que la esquina de Santomauro lanzó la toalla en señal de que ya no había más que hacer.

Diego de la Hoya mejoró su foja a 14 triunfos, ocho por la vía del nocaut.

ADIÓS AL INVICTO

Un volado de derecha que lo tomó desprevenido le significó a Patrick Teixeira despedirse de su calidad de invicto ante el neoyorkino Curtis Stevens.

Luego de un round de análisis, Stevens salió al segundo dispuesto a plantarse al centro del ring y, durante un intercambio de golpes en el que parecía Teixeira saldría con la mejor parte, un volado le arrebató la oportunidad.

Viendo que aún tenía espacio y que se encontraba en posición para tirar un volado de derecha, Stevens se arriesgó a lanzar el golpe que le daría la victoria. El réferi determinó que el brasileño no estaba en condiciones de seguir adelante y paró las acciones al minuto y cuatro segundos del segundo episodio.

Stevens mejoró su foja a 28-5 con 21 nocauts; mientras que Teixeira sumó su primer descalabro luego de haber mantenido su foja limpia por 26 encuentros, 22 de los cuales se los llevó por nocaut.

NO PIERDE FUERZA

El invicto californiano Frankie Gómez se impuso al ex contendiente mundialista de origen mexicano Mauricio Herrera con una amplia decisión unánime en una contienda programada a 10 rounds.

Maestro Herrera no pudo encontrar ni ritmo ni distancia, en un duelo que duró 10 rounds. Los jueces no le dieron ni un solo episodio y al final del duelo dieron tarjetas idénticas de 100-90.

Esta derrota le significó a Herrera el sexto descalabro profesional en 28 salidas. Mientras que Gómez mejoró su foja a 21-0 con 13 nocauts.