Deontay Wilder, tentando a la suerte

Un error del retador mandatorio, Alexander Povetkin, y la falta de tiempo, obligaron a Deontay Wilder a fijarse en Chris Arreola; esta noche, en Alabama, La Pesadilla va por su última oportunidad mundialista, sin nada que perder


Deontar Wilder (izquierda) y Chris Arreola (derecha)
Deontar Wilder (izquierda) y Chris Arreola (derecha) (Tomada de twitter@premierboxing)

Ciudad de México

Tres defensas tiene Wilder del título de los completos, es uno de los campeones más activos, porque las consiguió en un año. Ocho años sin conocer derrota lleva Deontay, desde su debut en el profesionalismo, 2008, ha enfrentado a 36 rivales. Un triunfo por decisión unánime registra en su foja; el resto de las peleas las terminó antes que sonara el campanazo final.

El estadounidense asegura que, “Arreola no merece esta oportunidad, y no es un secreto”, Él es una pesadilla y yo un artista del nocaut, no puedo esperar para subir, Sin importar las circunstancias, si Arreola llega a perder, no pone excusas”.

Wilder se apoda ‘bronze Bomber’ por haber conquistado el tercer lugar en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Del otro lado, ‘la pesadilla’ no le ha ido tan bien, cuenta con dos  intentos fallidos en oportunidades mundialistas, primero cayó ante Vitali Klitschko (2009) y ante Bermane Stiverne (2014). Dos nocauts ha sufrido durante su carrera profesional, ambos ocurrieron en los intentos por coronarse campeón mundial. Un paso oscuro de de su carrea al dar dos positivos por mariguana, el primero fue en 2011 y el último en diciembre; será su primer pleito de regreso.

En sus últimas cinco salidas, Arreola tiene marca de dos triunfos, un empate, una derrota y un “no presentado”.