Danny García consigue una victoria cantada

Luego de dos rounds y tres caídas la esquina de Salka decidió detener la contienda que tenía tintes de masacre; Danny se llevó la victoria sin contratiempos

Danny García, boxeador puertorriqueño
Danny García, boxeador puertorriqueño (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO

Un gancho al hígado rematado con un volado a la mandíbula acabó con la historia del criticado retador Rod Salka ante el campeón boricua Danny García la noche del sábado en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Luego de dos rounds y tres caídas la esquina de Salka decidió detener la contienda que tenía tintes de masacre y determinaron que con cinco minutos de contienda era más que suficiente para declararse incompetentes.

Salka subió al ring dispuesto a demostrar que no era tan malo como lo habían calificado los conocedores y terminó por darles la razón al momento de no poder ni rasguñar a su contrincante y permitirle conservar la calidad de invicto que mantiene desde su debut en el profesionalismo.

El peleador de origen boricua, Danny García venía de rescatar una pelea que terminó en polémica en marzo y ahora ante Rod Salka no pudo despejar las dudas que había dejado esa pelea ante Mauricio Herrera.

“Al final del día dejo la decisión de a quién enfrento es de mi manager y yo me dedico a entrenar. Sea una noche buena o una noche mala, siempre encuentro una forma de ganar y eso fue lo que pasó esta noche”, dijo el campeón superligero de la Asociación Mundial de Boxeo y del Consejo Mundial de Boxeo al bajar del ring.

Swift García descartó entrar en la polémica y se concentró en la victoria, dijo que se sentía complacido con la forma en la que sumó su vigésimo octavo triunfo y aseguró estar preparado para enfrentar a los mejores exponentes aún cuando su rival del sábado por la noche tenía una foja de apenas 23 encuentros.

Jacobs se corona

Luego de haber vencido al cáncer (osteosarcoma), Daniel Jacobs tuvo una segunda oportunidad en su carrera boxística y la aprovechó.

La noche del sábado se coronó campeón mundial medio de la Asociación Mundial de Boxeo al vencer a Jarrod Fletcher por nocaut técnico en cinco rollos, en una pelea inclinada de un solo lado.

Luego de cinco intensos rounds en donde “El Chico Milagro” Jacobs mostró inteligencia y hambre, su pegada logró hacer mella y para el quinto round mandó por segunda ocasión a la lona a Fletcher para obligar al referí a detener la contienda a dos segundos de que tocara la campana que anuncia el inicio del minuto de descanso.

“Mi hijo y el señor que está allá arriba han sido la gran motivación para vencer al cáncer y ahora conquistar mi campeonato. Hay muchos planes y quiero peleas grandes, quiero a Peter Quillin”, dijo el peleador de 27 años de edad.