García tiene metas claras

El púgil puertorriqueño afirmó que su objetivo es ganar el título welter

Danny García (d) admitió no tener problema en sacrificar las fiestas
Danny García (d) admitió no tener problema en sacrificar las fiestas (CORTESÍA PBC)

CIUDAD DE MÉXICO

Con mayor fortaleza y energía, un renovado Danny García subirá al ring del Staples Center de Los Ángeles, California, este 23 de enero para batirse en duelo eliminatorio por la corona welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante Robert Guerrero.

Un cambio de división y menos sacrificio para marcar el límite son elementos que hacen que el invicto boricua se sienta fortalecido, ahora que iniciará su participación en el torneo donde definirán al sucesor de Floyd Mayweather.

“Antes, en los superligeros, marcar el peso era complicado, me sentía débil y desganado, pero ahora es diferente, hay más motivación porque sé que estoy en la carrera por conquistar un título mundial, mi meta es volver a ser campeón mundial y demostrar que soy de los mejores peleadores del momento”, dijo en teleconferencia el boxeador que mantiene una foja de 31-0, con 16 nocauts.

Tan seguro está de la victoria en su segundo combate dentro de la división welter que Swift García pronosticó que vencerá al ex campeón mundial con un nocaut técnico en cinco rounds.

En sus últimas 10 salidas, García ha acabado con las acciones antes de tiempo en cuatro ocasiones.

Sin embargo, ajeno a las amenazas de García, Robert Guerrero aseguró que si el invicto busca ese nocaut “se topará con pared”.

“Esta pelea me da mucha emoción porque si algo tenemos en común Danny García y yo es que ambos vamos hacia adelante, buscamos la pelea; si quiere noquearme, lo estaré esperando”, sentenció el peleador, quien intenta recuperar la calidad de campeón desde 2009 y que en este tiempo ha caído ante Floyd Mayweather y Keith Thurman.

El Fantasma, quien no sale como favorito en las apuestas, aseguró que esta pelea le representa una oportunidad inigualable para despuntar de nueva cuenta, pues el hecho que Danny Swift esté invicto y sea un ex campeón mundial le traería reconocimiento. “No me molesta que no me tengan como el favorito, estoy acostumbrado a pelear así, desde niño nadie me veía muchas posibilidades de salir adelante, estoy acostumbrado a la presión de combatir con la espalda contra la pared, sé manejarlo”, abundó el peleador que tiene una foja de 33-3-1 con 18 nocauts.

Estos últimos dos años han sido de altibajos en la carrera del Fantasma Guerrero, quien en cinco salidas al ring ha intercalado tres victorias, a cambio de dos derrotas.