Jacobs sorprende a Quillin

Daniel Jacobs propinó un duro revés a su amigo Peter Quillin, al noquearlo en el primer round del combate que sostuvieron este sábado, y de paso, quitarle el invicto

Jacobs conectando a Quillin
Jacobs conectando a Quillin (AP )

Ciudad de México

Un nocaut al minuto y 25 segundos del primer episodio acabó con las aspiraciones de Peter Quillin de convertirse en campeón mundial medio de la Asociación Mundial de Boxeo y con su calidad de invicto. Su amigo Daniel Jacobs, le arrebató todo.

La noche del sábado en el Barclays Center, Kid Chocolate subió al ring como el favorito para llevarse un duelo que se esperaba fuera una gran batalla que dominaría el hombre más inteligente, pero Jacobs supo aprovechar la oportunidad y conectó una derecha que fue el inicio del derrumbe de Quillin.

Al minuto una potente derecha al mentón puso sobre piernas tambaleantes a un Quillin que entró franco al ataque y al verlo lastimado, Jacobs no lo dejó ir. A velocidad el campeón lo ametralló con furiosos golpes que si bien no lastimaron más a Quillin, le impidieron recuperar la noción a un desorientado retador.

Viendo que los ataques no eran contestados, las piernas del peleador de origen cubano estaban por dejar de sostenerlo y traía la mirada perdida, el referi Harvey Dock decidió parar las acciones propinando a Quillin la primera derrota en 33 encuentros profesionales.

"Esta noche venció el mejor hombre. Fue un gran golpe el que me dio", dijo Quillin al ver la repetición. Aún en shock, pues se mostraba muy tranquilo continuó: "por ahora lo que quiero es estar con mi familia, platicar con ella. Pero obviamente que una revancha ante Jacobs está en mis planes".

Con esta victoria, Jacobs mejoró su foja a 31-1, 28 KOs, y además de retener por tercera ocasión la diadema, se abrió las puertas para buscar encuentros ante figuras de la división como Gennady Golovkin o Saúl Álvarez.

Oquendo fracasa

El peleador boricua Jonathan Oquendo recorrió toda la vía para caer por decisión unánime (111-116, 111-116 y 107-120) ante el campeón mundial argentino Jesús Cuellar.

Oquendo, quien venía de una victoria ante el mexicano Jhonny González, no pudo adaptar su boxeo en esta ocasión y cayó en el panorama que el argentino le ofrecía.

"A mí me hubiera gustado hacer mucho más, pero no se pudo. El chico entró muchas veces con la cabeza y eso no me dejó... por ahora quiero descansar, antes que pensar en Leo Santacruz o cualquier unificación. Quiero un 2016 activo en el que me suba dos veces más al ring antes de brincar de división", dijo tras la pelea el peleador que era interino que se coronó monarca absoluto cuando Nicholas Walters fue promovido a súper campeón.

Esta fue la segunda defensa de la corona pluma de la Asociación Mundial de Boxeo para Cuellar, quien dejó su foja en 28-1, 21 KOs.