El ‘Diamante’ cumple el peso y se declara listo

Cristian Mijares enfrentará al nicaragüense Leshter Medrano, en la Plaza de Toros de Cancún, dentro de la pelea estelar de la función “Shock” contienda por el campeonato Internacional del CMB.

Fue el centroamericano el primero en subir a la báscula, su registro fue de 56.700 kilogramos, el lagunero detuvo la marca en 57.800 kilos.
Fue el centroamericano el primero en subir a la báscula, su registro fue de 56.700 kilogramos, el lagunero detuvo la marca en 57.800 kilos. (Cortesía )

Torreón, Coahuila

Tras superar el pesaje, Cristian Mijares se declaró listo para enfrentar en la Plaza de Toros de Cancún, al nicaragüense Leshter Medrano, dentro de la pelea estelar de la función "Shock", contienda por el campeonato Internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en peso pluma.

En la misma función estarán los también laguneros César "Gandarita" Gándara y Alexander "Monito" Cázares, los dos listos y en peso.

Ambos se declararon listos para su enfrentamiento de esta noche por el título vacante Internacional Pluma del CMB.

La ceremonia de pesaje se realizó al medio día de este viernes en Cancún, ahí estuvieron presentes Don José Manzur como representante del Consejo Mundial de Boxeo, así como Don Eliseo González presidente de la Comisión de Box Local.

Grata sorpresa se llevaron los presentes al percatarse de la presencia de Don Mauricio Sulaimán Presidente del Consejo Mundial de Boxeo, quien llegó a la sede para estar presente en el cierre del proyecto “Boxeando Por un México Seguro” compromiso promovido por el mismo CMB.

La pelea estelar de la noche será la que sostengan Cristian “Diamante” Mijares y el nicaragüense Lesther Medrano. Ellos fueron quienes abrieron la ceremonia de pesaje. Fue el centroamericano el primero en subir a la báscula, su registro fue de 56.700 kilogramos mientras que en su comparecencia, el lagunero detuvo la marca en 57.800 kilos.

Ambos se declararon listos para su enfrentamiento de esta noche por el título vacante Internacional Pluma del CMB. La función será televisada a todo el país.

Posteriormente tocó turno al cubano Yuriorkis Gamboa y su rival capitalino Joel Montes de Oca. Fue el peleador azteca el primero en ofrecer su registro al supervisor el cual fue de 59.500 kilogramos mientras que el del caribeño Gamboa fue de 59.800 kilogramos por lo que este choque está listo para el día de mañana.

La gente esperaba que las peleadoras argentinas se vieran de nuevo frente a frente, existía la expectación por ver la reacción de ambas al encontrarse una vez más cara a cara. El anunciador del evento llamó primero a la campeona Alejandra Oliveras quien subió al escenario vestida en un diminuto bikini negro y pintada del cuerpo al estilo “Robocop”.

El duranguense y lagunero por convicción, César “Gandarita” Gándara, enfrentará a ocho vueltas al veracruzano Humberto “Chato” Morales.

Posteriormente fue llamada la retadora Erica Farías, quien con una amplia sonrisa subió al escenario para dirigirse directamente a la báscula. La retadora obtuvo un registro de 61.600 kilogramos mientras que la campeona dio una marca de 62.600 kilogramos, ambas por debajo del límite de la división.

Cuando ambas posaron para las fotografías continuaron los retos verbales y amenazas lo cual originó rechifla y aplausos entre los asistentes. Lo anterior es prueba de que su choque de esta noche será una verdadera guerra sobre el ring.

En el resto de la cartelera no hubo mayores problemas, Edgar “Power” Jiménez quien defenderá su campeonato FECARBOX de peso gallo dio un registro de 53.300 kilogramos mientras que su retador, el lagunero Alexander “Monito” Cazares, detuvo su marca en 53.500 kilogramos.

Ésta será una pelea de revancha, a diferencia de su combate anterior se espera que en esta ocasión el enfrentamiento vaya más allá del primer round, ahora está en juego un cinturón además del orgullo del capitalino.

El duranguense y lagunero por convicción, César “Gandarita” Gándara, enfrentará a ocho vueltas al veracruzano Humberto “Chato” Morales, el primero dio un registro de 50.800 kilogramos mientras que el segundo lo hizo de 51.000 kilogramos, ambos listos para lo que se espera sea un duro choque para los dos.