Cinturón honorífico a boxeador en prisión

Mauricio Sulaiman entregó conturón mundial honorífico a la hermana de Iwao Hakamada, boxeador que estuvo 48 años en la cárcel 

Hewrmana de Iwao Hakamada
Hewrmana de Iwao Hakamada (Reuters)

TOKIO, Japón

El Consejo Mundial de Boxeo (WBC en sus siglas en inglés) otorgó un cinturón mundial honorífico a Iwao Hakamada, antiguo boxeador japonés liberado el 27 de marzo después de 48 años condenado a pena de muerte, en un acto celebrado en Tokio.

El nuevo presidente de la WBC Mauricio Sulaiman entregó el cinturón a la mayor de las hermanas de Hakamada, que está en el hospital para recuperarse después de haber pasado casi medio siglo en la cárcel.

Hakamada, de 78 años, alcanzó la sexta posición de la categoría de pesos pluma en Japón, la mejor clasificación de su carrera.

Cuando preparaba su regreso al boxeo profesional en 1966 fue acusado de robo y de haber apuñalado a su jefe, a la esposa de este y a sus dos hijos, un drama que conmocionó el país.

Durante el juicio y sus años de prisión, él siempre declaró que era inocente del crimen y varias organizaciones humanitarias denunciaron que la investigación del caso estuvo rodeada de irregularidades.

Condenado a morir en la horca en 1968, Hakamada ha sufrido en el corredor de la muerte esperando su eventual ejecución durante casi medio siglo.

En estos últimos años aparecieron nuevos elementos, entre ellos análisis de ADN negativos, que probarían la inocencia de Hakamada. Un tribunal de distrito decretó su libertad inmediata y un nuevo juicio al haber constatado que los investigadores falsificaron pruebas durante el proceso.

La WBC, la más importante de las federaciones mundiales de boxeo, siempre apoyó al boxeador durante su lucha.